Fomento ha reducido en un 81% su inversión en la red de carreteras

Fomento ha reducido en un 81% su inversión en la red de carreteras

13 mayo, 2016

La patronal de ingeniería FIDEX ha indicado que la inversión en las carreteras se ha reducido drásticamente durante la última legislatura. Además, ha señalado la necesidad de evitar el deterioro de las infraestructuras existentes, ya que reconstruirlas supondría un 70% más de gasto que mantenerlas adecuadamente.

Mientras la DGT, dependiente del Ministerio del Interior, ha anunciado, en varias ocasiones durante la última legislatura, la inversión en medios para salvaguardar nuestra seguridad en las carreteras, es decir, la adquisición de, por ejemplo, nuevos radares Pegasus, el Ministerio de Fomento ha reducido su inversión en la red de carreteras del estado.

Según ha informado la patronal de ingeniería FIDEX, la licitación de ingeniería en carreteras por parte del ministerio de Fomento se redujo hasta un 81% con respecto a la anterior legislatura, es decir, prácticamente cinco veces menos. En concreto, entre 2012 y 2015, la Dirección General de Carreteras apenas licitó 87 millones de euros, frente a los 460 millones del período precedente.

Las cifras de la Dirección General de Carreteras no hacen sino constatar la dinámica descendente de inversión pública en ingeniería por parte del ministerio de Fomento, que durante la pasada legislatura sacó a concurso licitaciones en total (incluyendo también ferrocarril, alta velocidad, etc.) por valor de 385 millones de euros, lejos de los 1.712 millones de los cuatro años anteriores (un 77,5% menos).

Según ha explicado FIDEX, la situación para la ingeniería civil española al menos a corto plazo no es muy halagüeña, dado que el Ministerio de Hacienda ha anunciado recortes por valor de 2.000 millones de euros para cumplir los objetivos de déficit, de los que 1.000 millones corresponden a infraestructuras ferroviarias y carreteras.

Este anuncio choca frontalmente con una de las reclamaciones de FIDEX al futuro gobierno saliente de las urnas el próximo mes de junio, consistente en un aumento hasta el 2-2,5% del PIB de la inversión pública en infraestructuras. Aquí se incluye no solo la construcción de aquellas infraestructuras imprescindibles pendientes, sino también un plan de mínimos en conservación con especial atención a las carreteras.

Según explica el director general de FIDEX, Fernando Argüello, “a los recortes hay que añadir la subasta que la Administración, encabezada por ADIF, sigue haciendo con la ingeniería, otorgando un peso a la oferta económica tres o cuatro veces superior al peso de la calidad. Cada vez se licita menos y más barato, y el problema ya no es solo que no se creen nuevas infraestructuras, sino que las ya existentes se deterioran, y si no se conservan adecuadamente habrá que reconstruirlas, una labor un 70% más cara que conservar adecuadamente”.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba