Noticia

Firefly el coche para enseñar a conducir con 5 años

6 fotos

Ampliar

13 de septiembre, 2016

El Firefly no es un juguete, pero es una forma muy divertida de aprender educación vial. Diseñado para niños y niñas entre 5 y 10 años, este coche tiene todo lo necesario para que aprendan a conducir con absoluta seguridad. Su precio es elevado, pero sus cualidades son ideales para la formación de los futuros conductores.

Aunque parece que en un futuro cada vez más próximo no conduciremos los humanos sino los coches autónomos, la mejor forma de invertir en seguridad vial es formando a los futuros conductores. Con este fin se ha diseñado el Firefly, un coche del tamaño ideal para que niños y niñas de 5 a 10 años aprendan a conducir.

Para lograr unas reacciones y un tacto lo más parecidos posible a los de un coche real, el Firefly cuenta con 4 frenos con mando hidráulico, dirección de cremallera, alumbrado convencional con indicadores de dirección, posición y freno, etc.

El Firefly dispone de unas baterías de 12 voltios que alimentan los motores eléctricos de tracción. Su autonomía es de 9 horas y se recargan fácilmente.

Para garantizar la seguridad de los chavales, el Firefly cuenta con dos modos de funcionamiento. En el nivel básico (Junior) está limitado a 16 km/h de velocidad máxima, mientras que en un nivel superior (Experienced) la velocidad asciende a 23 km/h. Además de estos límites de velocidad, el Firefly cuenta con un sistema de detección de obstáculos que detiene el vehículo si existe el riesgo de golpear algo.

Por si estos dispositivos no son suficientes- y aunque el Firefly cuenta con dos asientos para que un adulto pueda acompañar a los alumnos- se puede equipar opcionalmente con un control remoto. De esta manera, el adulto puede estar a una distancia de hasta 120 m supervisando los avances del alumno y, si interpreta que hay algún peligro, detener el Firefly.

Este pequeño automóvil empezará su comercialización en los primeros meses de 2017 con un precio en el Reino Unido de 5.750 libras ( unos 6.700 euros). No es barato, pero seguro que el ahorro en seguridad vial compensa con creces esta suma.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche