Noticia

Así está el Ferrari F40 que fue del hijo de Saddam Hussein

Ampliar

10 de mayo, 2020

Un youtuber inglés ha sido capaz, en menos de una semana, de localizar el Ferrari F40 que perteneció al hijo de Saddam Hussein.Y no es lo que esperaba.

El youtuber inglés y especialista en modelos de Ferrari, Ratarossa, decidió emprender hace unas semanas una aventura de lo más loca. Como buen aficionado a los modelos de la marca del “cavallino rampante” y, entendemos, amante de las frikadas relacionadas con el fabricante italiano, inició la búsqueda del Ferrari F40 que perteneció al hijo de Saddam Hussein, Uday.

Puede que te interese: ¿Qué significa el logo de Ferrari?

Aunque no lo creáis, finalmente consiguió localizarlo, con la ayuda de otro youtuber de renombre, Chris Smith, más conocido como «Big Chris», de Gas Monkey Garage. Smith estuvo en 2016 en Irak, concretamente en Erbil, capital del Kurdistán iraquí, y había inspeccionado en persona el coche para Dennis Collins y Richard Rawlings (también de Gas Monkey Garage), ya que estos no pudieron viajar a la zona por tener pasaporte estadounidense (Smith es inglés).

Un millón de euros por el Ferrari F40 del hijo de Saddam

La pista de «Big Chris» hizo que Ratarossa diera con el Ferrari con mayor facilidad de la esperada. Eso sí, el estado del coche era bastante mejorable, sobre todo si tenemos en cuenta el precio que pedían por él.

Según nos cuenta el youtuber inglés, estaba completamente lleno de polvo y sin algunas piezas valiosas (que no especifica). Lo bueno es que tiene apenas 3.700 kilómetros y podría recibir una buena restauración para que volviera a brillar. No obstante, a Ratarossa le pedían casi un millón de euros para vendérselo, algo que le hizo olvidarse de la posibilidad de llevárselo casi de inmediato.

Los coches más lujosos de reyes y presidentes

Según tenemos entendido, el dueño del Ferrari F40, el que no se lo vendió a Ratarossa, contrató a un especialista para intentar arreglar el coche y parece que lo ha logrado: tras una limpieza exhaustiva y la adición de las piezas que le faltaban, consiguió que arrancara. Según las últimas informaciones, el coche ha sido vendido por un millón de euros a un coleccionista saudí que continuará con la restauración para dejarlo como en sus mejores tiempos.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche