Noticia

Este Ferrari 360 Spider es aplastado sin miramientos por una bulldozer

Ampliar

01 de agosto, 2019

Filipinas cuenta con un específico y duro plan para combatir el contrabando de coches de lujo... Este es el final que le depara a todo vehículo que entra de forma ilegal en el país.

Las autoridades filipinas han dado orden de destrozar por completo este magnífico Ferrari 360 Spider que, supuestamente, fue introducido en el país como contrabando. El presidente, Rodrigo Duterte, mantiene desde hace tiempo una férrea lucha contra este tipo de fraude y para dejar claro lo que le espera a quien intente jugársela no esconde sus represalias. De hecho, la televisión local de noticias GMA News se ha encargado de emitir el duro final del supercoche italiano.

La historia del Astra que quiso ser un R8

Además del proceso judicial al que se enfrentan, los delincuentes han tenido que ver cómo una inmensa bulldozer campaba a sus anchas sobre la carrocería del Ferrari. Según el comisionado de aduanas Rey Leonardo Guerrero, el deportivo no fue declarado como un coche completo, sino como una variante con partes diferentes para evitar el pago de los impuestos correspondientes. Evidentemente, no coló.

Vídeo del aplastamiento del Ferrari en Filipinas

Sólo en agosto del año pasado, Duterte ordenó el aplastamiento de 68 vehículos importados de forma ilegal en una exhibición pública. Entre ellos había un Lamborghini Gallardo, varios Porsche 911, numerosos BMW, un Ford Mustang descapotable, un Nissan Skyline y demás joyitas por las que suspiraría cualquier amante del motor. En ese momento se estimó que todo el pack estaba valorado en unos 5,89 millones de dólares (alrededor de 5,3 millones de euros.) Muchos pensarán que los vehículos incautados podrían venderse fácilmente en una subasta para que el gobierno se embolsase grandes cantidades de dinero, pero el plan Duterte pasa por asustar a quienes piensan en violar la ley… y esto parece que es más eficaz.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche