Noticia

Ferrari 335 S Spyder de 1958, el coche más bello del año

2 fotos

Ampliar

21 de febrero, 2020

¿Cuál ha sido el coche más bonito del año? El honor es para un Ferrari 335 S Spyder, que ha sido galardonado con el premio “Best of the Best" en Retromobile.

Un Ferrari 335 S Spyder de 1958 ha ganado el premio “Best of the Best” en el concurso anual que organiza el grupo hotelero “The Peninsula Hotel” y que se ha anunciado durante la celebración de Retromobile en París.

Este premio reconoce al mejor de los mejores coches clásicos que han participado en concursos en Europa y Estados Unidos en los últimos meses.

Siendo indudable la belleza de este coche, lo más curioso es la historia que ha vivido este Ferrari 335 S Spyder. El modelo, con carrocería diseñada por Scaglietti, fue exhibido originalmente en el Salón Internacional del Automóvil de Nueva York de 1959, y después participó en varias competiciones automovilísticas.

Puede que te interese: ¿Son estos los Ferrari más feos de la historia?

No obstante, su motor explotó durante una carrera en 1960 en Virginia International Speedway y debido a que los costes de reparación eran tan caros, el coche no fue reclamado en las instalaciones aduaneras de Nueva York.

Ferrari 335 S Spyder: de 1.000 a 21,5 millones de dólares

Precisamente en las aduanas fue comprado en abril de 1963 por aproximadamente 1.000 dólares y entre 1963 y 2013 perteneció a varios propietarios de diferentes países (Estados Unidos, Reino Unido, Japón) hasta llegar a Andreas Mohringer, su actual dueño.

Este coleccionista austriaco lo adquirió en una transacción privada a un precio de 21,5 millones de dólares y se encargó de restaurarlo a su estado original.

Ferrari 335 S Spyder de 1958

2 fotos

Ampliar

«Este Ferrari es la combinación definitiva de la hermosa carrocería de Scaglietti y el pedigrí de carreras», señalaba Mohringer tras conocer la victoria de su coche en “Best of the Best”. «Después de restaurar este coche extremadamente notable de vuelta a su antigua gloria, es una alegría absoluta compartirlo con el mundo. Estamos encantados de que los jueces hayan reconocido lo especial que es este vehículo y es un gran honor recibir este prestigioso premio».

El Ferrari 335 S Spider se convirtió en un modelo mítico para todos los seguidores de la marca italiana a finales de los años 50. En la época fue conocido como «la super Testa Rossa» debido a sus increíbles actuaciones en competición. Fueron construidas cuatro unidades, tres de ellas aún sobreviven.

10 coches míticos de los años 50

El 335 S Spider era uno de los coches más rápidos de la Tierra en ese momento gracias a su motor V12 de 4 litros capaz de entregar 390 CV a 7.400 revoluciones por minuto. Con su carrocería aerodinámica, era capaz de lograr los 300 km/h.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche