Noticia

Fallece Irv Gordon, el dueño del coche con más kilómetros del mundo

Ampliar

21 de noviembre, 2018

Irv Gordon se convirtió en famoso por ser el propietario del Volvo P1800 S que ostenta el récord Guinness del coche con más kilómetros recorridos del mundo. El pasado 15 de noviembre, este profesor retirado falleció con 5,25 millones de kilómetros recorridos en su Volvo.

En muchas ocasiones las vidas son más frágiles que los coches y ésta es una de ellas. El pasado 15 de octubre, la hija de Irv Gordon publicaba en su cuenta de Facebook el deceso de su padre después de haber recorrido más de cinco millones de kilómetros con su Volvo P1800 S, el coche con más kilómetros del mundo.

Irv Gordon nació en 1940 y con 26 años cayó rendido a los encantos del precioso Volvo P1800 S que acabaría por convertir a este profesor de escuela en un personaje mediático. Desde 1966 hasta 2018, Irv mantuvo en marcha este coche que le acompañó a todas partes. A lo largo de estos 52 años, el P1800 S de Gordon ha acumulado un total de 5.250.000 km en su odómetro, lo que significa que Irv Gordon recorrió una media de 277 km diarios.

Cómo es el coche con más kilómetros del mundo: el Volvo P1800 S

Este coche es el que ostenta el récord de más km recorridos.

1 fotos

Ampliar

A lo largo de la historia del automóvil han surgido muchos modelos cuyas seductoras líneas deportivas no iban acordes con las prestaciones del coche. Tal vez el mayor ejemplo de esto sea el VW Karmann Ghia Typ 14, uno de los coupés más bellos jamás diseñado, pero con unas prestaciones decepcionantes de su mecánica de Escarabajo con apenas 40 CV de potencia.

El Volvo P1800 presentado en 1961 es otro claro ejemplo. Su preciosa línea sugiere deportividad, pero su motor de 4 cilindros en línea con bloque y culata de fundición gris, su eje rígido trasero y su pesada carrocería de acero sueco son tan parsimoniosos como robustos. Seguramente ésta es una de las claves por las que el Volvo P1800 S de Irv Gordon ha logrado el Guinness por ser el coche con más kilómetros del mundo.

Cuando Volvo decidió presentar un modelo de líneas deportivas, su factoría sueca no estaba preparada para la producción de un nuevo modelo, así que decidió subcontratar la fabricación del Volvo P1800 a la británica Jensen. Por desgracia, Volvo no quedó muy satisfecha con la calidad de los modelos que salían por las puertas de esta compañía, así que en 1963 decidió cancelar el contrato con Jensen y fabricar ella misma en Suecia su precioso coupé.

Este cambio de producción quedó plasmado en la denominación del modelo, que pasaría a llamarse P1800 S. La S no significa en este caso Sport ni nada similar sino que se trata de un modelo fabricado en Suecia.

Volvo P1800 ES: del coche de El Santo al sarcófago de Cenicienta

El cristal trasero le valió el sobrenombre de «el sarcófago de cenicienta».

1 fotos

Ampliar

Las preciosas líneas del Volvo P1800 y P1800 S hicieron que los productores de una de las series más populares de los años sesenta se fijasen en él para elegirlo como coprotagonista. El deportivo de Volvo se convirtió así en uno de los coches más famosos de la década al compartir pantalla con Roger Moore en la serie de «El Santo». El Volvo P1800 conducido por Simon Templar fue todo un icono de una época.

Es probable que seas demasiado joven como para haber visto uno de esos episodios, pero tal vez hayas disfrutado viendo un precioso coupé blanco recorriendo las calles de Berlín a toda velocidad con Tom Hanks a bordo en «El Puente de los Espías».

En 1970 se presentó una carrocería tipo Shootingbrake del Volvo P1800 S que pasó a llamarse Volvo P1800 ES. En este caso la E se debe a que su motor -que ya había sufrido un par de «upgrades» para pasar de los 1.800 cm3 iniciales a los 2 litros de cilindrada (pasando de denominarse B18 a B20)- cambiaba sus obsoletos carburadores S.U. por un moderno sistema de inyección electrónica Bosch D-Jetronic.

La peculiar estética de la zaga del Volvo P1800 ES, muy acristalada, le valió el sobrenombre de «Cindirella´s Coffin», algo así como «el sarcófago de Cenicienta».

El caso es que esa carrocería inició toda una saga de diseños que ha servido de inspiración para un gran número de modelos de Volvo de última generación.

 

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

  • David

    Sin ánimo de polémica, decir que el Volvo P1800 era un coche lento cuando apareció es no tener muy clara la perspectiva histórica. Por otro lado, la comparación con el Kharman Ghia no es de recibo. Este no es sino un modesto Escarabajo convertido en coupé, mientras que el Volvo es un Gran Turismo de la época. Sus 90 CV (B18) le permitían una más que razonable velocidad de crucero de 150 k/h reales (punta de 180), lo que para las carreteras de la época, era una barbaridad. Obviamente no era un deportivo al estilo Ferrari, ni siquiera al del Jaguar E, que le doblaba en caballaje y con el que compitió. El precio de este último (una auténtica revolución en su época en coste/CV) no era mucho más alto, pero el Volvo se vendió muy bien, precisamente porque al tiempo que bonito, era mucho más práctico e infinitamente más fiable (por cierto, ambos con la novedad del momento: frenos de disco). Lea algunas de las pruebas de la prensa del motor de la época y verá que lo que le digo es cierto. Y si quiere repasar qué coches no importados de los que se vendían en España, por ejemplo en 1965, superaban los 90 cv o los 140 km/h se hará una idea de lo que quiero explicarle. Se lo adelanto: ninguno. El Volvo se vendió muchos años, por lo que obviamente al final de sus días ya estaba tecnológicamente muy superado y los más de 110 cv que le dio la inyección solo pudieron estirar su vida unos pocos más.

    • Rubén Fidalgo

      Hola David, aunque el Karmann Typ 14 tuviese prácticamente la misma plataforma de un escarabajo, su carrocería era tan atractiva como puede ser la del Volvo y en ambos, su estética (que para mi gusto era extraordinaria) estaba por encima de sus prestaciones. Sin duda las del Volvo eran mejores que las del escarabajo, con el triple de potencia prácticamente.
      El motor del P1800 era prácticamente el mismo que el del Amazon o el PV544, que eran coches muy tranquilos. Un deportivo no se define sólo por su velocidad punta. En la misma época del Volvo tenías coches de precio similar con unas prestaciones mejores y, sobre todo, mejor comportamiento dinámico como los Alfa Romeo Giulia (de acuerdo, éstos con frenos de tambor en el eje delantero), MG B GT (éste sí con discos), Alpine A110 (éste con 4 discos)… El Volvo tenía una dirección delantera muy imprecisa con muchos reenvíos que, aunque esté con todas las rótulas y casquillos en perfecto estado, no invita a ir muy rápido con él. Por suerte puedo conducir con cierta frecuencia el Volvo P1800 ES de un buen amigo y me parece un coche precioso y muy cómodo y que con su overdrive sobre la cuarta puede permitirse rodar por las autopistas modernas a los máximos legales sin que el motor sufra demasiado, pero para nada es un deportivo.
      Tampoco el motor de fundición con el puerto de admisión y el de escape por el mismo lado es un ejemplo de deportividad. Muy agradable en bajo y medio régimen por la buena cifra de par, pero más propio de una berlina que de un coche con una línea tan sugerente.

  • David

    Yo tengo uno, Rubén. Y un amigo de salidas un Karmann con motor inflado a 1600 . Se defiende muy buen subiendo, por cierto. Estamos de acuerdo en que no pueden compararse. Leo lo que he escrito y no veo dónde he dicho que fuera un deportivo. Sostengo que es un gran turismo, bastante bueno para los cánones de principios de los sesenta. Malo para finales de la década. Tus impresiones son las mismas que las mías. Por cierto, la primera elección de los productores de El Santo fue el Jaguar E, pero sir William Lyons pensó que ya tenía suficiente con dar a basto para producir todos los Zapatilla que le pedía el mercado. Gracias por tu respuesta.
    Saludos

  • David T.

    Enhorabuena por tu página. Me gusta mucho y me la leeré con detenimiento (el SM es otro de mis eternos deseos, junto con el DS). Mí P1800S es del 66. Color crema, el de siempre. Suelo ir a Navacerrada los primeros domingos de mes. Seguramente conozcas la página Icon Road, de otro entusiasta como tú. Por allí hay varias fotos. Me encantaría probar un ES y esos caballitos extra. Si un día tu amigo quiere hacer un intercambio (momentáneo), contigo de testigo, yo estaría encantado. Pero ignoro si hablamos de Madrid. Por cierto, no sé en el ES, pero en los anteriores la dirección no es recirculación de bolas, sino de tornillo. Se ajusta bastante bien, aunque un juego es casi inevitable. De hecho es lo único que verdaderamente avieja el coche. Con unas pastillas EBC y un servo un poco más grande, frena mejor que algunos coches modernos que he tenido. Y con las suspensiones en forma, puedes ir bastante rápido en curvas, hasta que suelta el latigazo. Si te gusta la novela, casi seguro que te guste esta salida de mi magín . https://www.amazon.es/Tango-copiloto-herido-Torrej%C3%B3n-Lech%C3%B3n-ebook/dp/B010MKCI8E/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1544393632&sr=8-1&keywords=tango+para+un+copiloto+herido

  • Jorge

    Conclusión; Lo a que amas más que tu propia vida Noo se presta ni Alquila. Solo se disfruta hasta el Fin de Ambos / Los Dos. Sin Ecua non….

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche