Los concesionarios piden claridad a las marcas

Los concesionarios piden claridad a las marcas

El presidente de Faconauto, la patronal de los concesionarios, pide a las marcas que tengan más en cuenta a su red oficial de distribuidores a la hora de planificar las estrategias futuras de comercialización.

En el marco del XXVII Congreso de Faconauto, celebrado estos días en el Recinto Ferial de Madrid (Ifema), la patronal de concesionarios ha pedido a los fabricantes que tengan más en consideración a sus distribuidores y sean claros en su papel estratégico en cuanto a ventas del futuro.

El Congreso Faconauto aborda los retos a los que se enfrenta el sector

Según Faconauto, algunas marcas empiezan a reservarse la exclusividad de la venta online o estudian fórmulas para comercializar sus modelos directamente. Esto, en palabras del presidente de la federación, Gerardo Pérez, debería cambiar a un comportamiento más ético con sus socios para para evitar ambigüedades y para que sepan con exactitud cuál va a ser su planteamiento en los próximos años. “Sólo de esta manera podremos trabajar y adaptarnos para poder seguir ofreciendo un valor añadido único a la experiencia de compra del cliente. Los fabricantes que apuesten por sus redes se llevarán el gato al agua”, asegura Pérez.

Esa incertidumbre es, tal y como apunta el directivo, el mayor impedimento actual que pueden tener los concesionarios a la hora de invertir en recursos humanos y materiales, aunque, a pesar de ello, corroboran que muchas marcas continúan animando a las concesiones a agrandar y rediseñar sus instalaciones.

Los concesionarios sobrevivirán al siglo XXI

Los concesionarios, preparados para los nuevos tiempos

Faconauto sostiene que el sector de la distribución y la reparación de automóviles está preparado para los nuevos tiempos y para seguir siendo fundamentales. Para argumentarlo, se aferran a su conocimiento del cliente, a la estrategia del big data, a la digitalización en la que están embarcados y a la mejora de experiencia de compra que están experimentando.

Además, la organización representativa de los concesionarios oficiales ha solicitado una racionalización del debate en torno al diésel y a su influencia en la contaminación de las grandes ciudades. En relación a ello, dicen que España necesita un plan integral coordinado que mejore el medio ambiente en base al rejuvenecimiento del parque automovilístico y al apoyo de extensión de los vehículos ecológicos.

Más de 160.000 personas viven directamente de los concesionarios oficiales

En el XXVII Congreso también se han presentado las cifras anuales del pasado ejercicio, entre las que destaca el dato de que los concesionarios emplearon de manera directa a 162.434 personas en 2017, generando más de 8.000 nuevos puestos de trabajo. Entre las previsiones de Faconauto entra el lograr alcanzar en un medio plazo los 200.000 puestos relacionados.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

Eduardo Escribano García - Bosque 9 febrero, 2018

Lo que debe aclararse es el negocio en sí de los concesionarios, es decir, cuando vas a comprarte un coche tiene un valor bastante elevado, pero cuando vas a cambiarlo por uno nuevo, incluso con tan solo 1 ó 2 años, para el concesionario no vale prácticamente nada, y estoy hablando de coches casi nuevos y con pocos km., y de diferencias de precio del 50/70% en ese año o dos. Pero, si viene otro cliente a comprar el coche que tú has dejado a cambio a un precio ridiculo, le piden casi lo mismo que te costo a tí hace ese año o dos.
Así que ya me dirán con qué márgenes trabajan esos compraventas, porque yo, de verdad, no lo entiendo, y eso es lo que hay que arreglar, para que se vendan más coches nuevos o de casi km 0, y no antiguallas de 8 ó 10 años con muchos kms., pero que encima tampoco son baratos. Vamos que el sector está francamente mal estructurado y organizado, además de ser muy poco transparente, con ganancias/márgenes que nadie sabe dónde van, pero que no se revierten para vender más y mejores coches, en cuanto a edad y kilometraje.

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba