Noticia

Explota un autobús de gas en Estocolmo

Ampliar

15 de marzo, 2019

No es algo frecuente, pero está claro que puede pasar, sobre todo si se comete un error tan tremendo como el del conductor de este autobús, por fortuna el único que viajaba en él y que se ha salvado, aunque con fuertes quemaduras.

En nuestro reportaje sobre el uso del gas GLP y GNC en los coches comentamos que este tipo de combustibles son muy seguros y que la probabilidad de que exploten es casi nula. Esta noticia parece que pone en duda tal afirmación, pero si se conocen las causas de la explosión verás que no es así, que siguen siendo seguros y que esta explosión de un autobús de gas en Estocolmo se ha debido a un tremendo error.

Esta explosión de un autobús urbano causó cierta alarma social en los momentos iniciales por temor a que se tratase de un ataque terrorista, pero rápidamente quedó clara cuál fue la causa de este incidente.

Los autobuses de gas suelen llevar los depósitos de combustible en el techo. Esto se debe a que el gas natural es menos denso que el aire, de modo que, si hay una fuga, al estar en la parte más alta del vehículo el gas se dispersará fácilmente y, además, no entrará nunca en la cabina de pasajeros.

El conductor de este autobús, que iba sólo en él en el momento del accidente, se desvió de su ruta por un error y en su nuevo recorrido tenía que pasar por un túnel. A la entrada de dicho túnel hay un pórtico que señala la altura máxima y antes de éste hay una señal que detecta cuando el gálibo de un vehículo es mayor y enciende una señal luminosa en este segundo pórtico que indica al vehículo que se detenga porque supera la altura máxima.

Seguramente los nervios de haberse dado cuenta de su error hicieron que el conductor no se percatase de que la señal le cerraba el paso y él continuó la marcha. El pórtico de entrada al túnel golpeó los depósitos de gas que se rompieron y las chispas del impacto actuaron como detonador de la explosión.

Afortunadamente, el único viajero en el autobús era el propio conductor que tuvo que ser atendido por importantes quemaduras, pero que está fuera de peligro.

De haber habido más pasajeros en el autobús se habría podido producir una catástrofe, mayor aún si la explosión se hubiese producido dentro del túnel y no a la entrada de éste.

Vídeo de la explosión del autobús de gas

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche