Menos dolores de espalda para los trabajadores de Audi

Menos dolores de espalda para los trabajadores de Audi

Audi está probando un exoesqueleto en sus trabajadores de Ingolstadt y Neckarsulm que rebaja entre un 20 y un 30% la tensión acumulada en la espalda.

Audi no quiere que sus trabajadores tengan ningún tipo de problema o dolencia física durante sus horas laborales y, de hecho, hemos visto en varias ocasiones este afán amparador. Algunas propuestas que desde la marca han trasladado a su plantilla son: guantes médicos para la protección de las manos, robots que completen y agilicen las actividades más pesadas o empaquetado mediante realidad virtual para una mejor formación.

¿Cómo se prueban los Audi que van a salir al mercado?

En este caso están probando en algunos empleados de las plantas de Ingolstadt y Neckarsulm un exoesqueleto desarrollado por Laevo que, según aseguran, reduce entre un 20 y un 30% la tensión acumulada en la espalda para aquellos cuyas labores se centran en levantar y transportar material pesado. Este elemento pesa unos tres kilos y se utiliza montado sobre el cuerpo. Los trabajadores se lo colocan sobre su cabeza y después van acoplando las diferentes partes en la cadera, las piernas y los brazos.

Se agradece, por ejemplo, al instalar la consola central

De este modo, se transfiere la carga de los elementos pesados desde la parte posterior a los músculos más fuertes de las piernas, promoviendo una postura más saludable y rebajando, como decimos, la tensión lumbar en quienes realizan actividades que requieren inclinación hacia adelante o carga de componentes.

El planificador de Logística y responsable de este proyecto, Vinzent Rudtsch, asegura que las prácticas de trabajo ergonómicas tienen alta prioridad en todas las áreas de Audi, incluida la producción y la logística. “Con el exoesqueleto, o el ergoesqueleto, como también lo llamamos en Audi, promovemos condiciones de trabajo saludables, evitamos tensiones excesivas en la espalda y mantenemos el rendimiento de nuestros empleados”, manifiesta Rudtsch.

En la cadena de producción, este sistema facilita el montaje de la consola central y el transporte de componentes de peso. Además, para los trabajadores no es nada incómodo; es más, durante la fase de pruebas, el tiempo de uso del dispositivo aumentó gradualmente de dos a siete horas. Poco a poco, lo que se pretende es implementar este exoesqueleto en todas las plantas que Audi tiene por el mundo.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba