Noticia

Europa y la movilidad infantil, una relación muy confusa

Ampliar

01 de julio, 2015

Britax, empresa de movilidad infantil, ha lanzado un informe que demuestra el gran desconocimiento de los padres europeos sobre las sillas de sus hijos.

La confusión en el mundo de la movilidad infantil es algo muy presente en la sociedad europea. A pesar de que los accidentes de coche representan la mayor preocupación en cuanto a seguridad infantil, muchos son los padres que desconocen que silla escoger o como instalarla.

Así lo afirma el «Informe BRITAX sobre el estado de la seguridad», un estudio elaborado tras entrevistar a más de 4.500 padres de Europa. Según el documento de la empresa dedicada a la movilidad infantil, casi un 20% de los padres admiten que no saben cuando cambiar la silla de seguridad de su hijo.

Mientras tanto, otros padres cambiarían las sillas de sus pequeños en un momento equivocado debido a la llegada de un nuevo hijo o para poder tener más espacio en el coche.

Según este mismo documento, el 33% de los padres entrevistados admitió haber viajado con su hijo sin una silla de seguridad apropiada; el 35% de ellos confesó haberlo hecho al menos cinco veces mientras que uno de cada diez empleó está técnica en más de veinte.

Otro dato preocupante: casi la mitad (44 %) no ha escuchado nunca o no comprende los beneficios de la tecnología ISOFIX, sistema que define unos puntos de anclaje estándares que minimizan los errores en la instalación a la vez que mejoran la protección.

De manera similar, y a pesar de que lleva vigente desde julio de 2013, más de la mitad de los padres (51 %) desconoce la legislación i-Size, una normativa europea en sillas de seguridad que mejora la protección de los niños.

Los fallos más habituales

Los errores más comunes entre los padres europeos son subsanables mejorando la implicación y la comunicación. De hecho, el  67% de los encuestados reconocieron que emplearon más tiempo en comprar un Smartphone. Otro ejemplo: casi un cuarto de los progenitores europeos compra la primera silla de seguridad con el bebé ya nacido cuando se recomienda con anterioridad.

Comprar una silla sin saber si es compatible con el coche o consultarlo en internet sin comprobarlo en persona son otros de los errores habituales entre los padres encuestados.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche