Noticia

Euro NCAP se pone duro: será más difícil que tu coche sea considerado como seguro

Ampliar

25 de mayo, 2020

Euro NCAP introduce nuevos parámetros en sus pruebas de choque para la protección de los ocupantes, para la protección posterior al choque y para la tecnología de asistencia al conductor.

El Programa Europeo de Evaluación de Nuevos Automóviles (Euro NCAP) actualiza sus protocolos de prueba cada dos años. Se hace con la esperanza de que los coches vayan avanzando en su seguridad, por lo que los parámetros de prueba se hacen más estrictos y duros a medida que la tecnología y los propios coches evolucionan.

Puede que te interese: El peor coche en la historia de EuroNCAP

Para el año 2020, Euro NCAP ha introducido nuevos parámetros en sus pruebas de choque para la protección de los ocupantes, para la protección posterior al choque y para la tecnología de asistencia al conductor.

Coches más modernos, pruebas más duras

Al mismo tiempo, Euro NCAP ha eliminado la prueba de barrera deformable que ha estado utilizando durante más de dos décadas. Para sustituir esta prueba, se introduce una nueva prueba de Barrera Móvil Progresiva Deformable (MPDB), que consiste en que el vehículo de prueba se conduce a 50 km/h y choca frontalmente contra una barrera deformable montada en un carro de 1.400 kg que se desplaza a la misma velocidad con una superposición de choques del 50%.

Vas a chocar… ¿cómo puedes protegerte?

La nueva prueba se usará para evaluar la protección de los ocupantes del vehículo y también analizará cómo las estructuras frontales de los vehículos contribuyen a las lesiones de los ocupantes, que se medirá con el uso del maniquí de prueba de colisión masculina de tamaño medio «THOR» más avanzado del mundo, que también debuta en los tests.

Los protocolos de los impactos laterales también se modifican. El choque se realizará a mayor velocidad y con una mayor masa de la barrera móvil. En la prueba se evaluarán parámetros que hasta ahora no se realizaban, como la desviación del dummie que simula el impacto del conductor hacia su acompañante.

Las ITV comprobarán el estado de los ADAS en cada revisión a partir de 2022

Euro NCAP sugiere que los choques de impacto lateral son la segunda causa de muerte o lesiones graves en accidentes en la vida real y por eso espera que los fabricantes de automóviles utilicen los airbags centrales para ayudar a mejorar la seguridad, sobre todo en coches más pequeños, con los pasajeros sentados más cerca unos de otros.

La tercera gran novedad de las pruebas se centra en los asistentes de conducción. Euro NCAP valorará el funcionamiento del frenado de emergencia autónomo en el tráfico cruzado al salir de un aparcamiento marcha atrás o en una rotonda, el funcionamiento del detector de fatiga y atención del conductor y de la llamada de emergencia eCall. También se estudiará el estado del vehículo después de un accidente, para comprobar si facilita los trabajos de rescate.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche