Noticia

Estrella su coche varias veces, se inventa que se lo roban y la culpa final es de su ligue

Ampliar

25 de abril, 2020

Le deja el coche a su ligue que, borracho, tiene un par de accidentes, y miente a la policía diciéndoles que se lo habían robado.

Curiosa la historia que nos viene de la ciudad inglesa de Brighton. Una empleada de una guardería mintió a la policía, declarando que le habían robado el coche y que el ladrón se había estrellado con el automóvil contra dos casas, un coche y un puesto ambulante. Realmente, lo que había pasado es que conoció un chico en un club nocturno que fue el que tuvo el accidente, conduciendo borracho, mientras la llevaba de vuelta a casa.

Tal vez te interese: Las noticias más curiosas de 2019

Tara Madigan, de 21 años, es la protagonista de esta rocambolesca historia y se ha librado, por el momento, de la cárcel tras confesar y pedir disculpas por su mentira a las autoridades. La jueza, no obstante, ha reprendido su irresponsable actitud.

«Pervertir el curso de la justicia es un delito muy grave y todo lo que intenta socavar el proceso tiene que ser tomado en serio. Estabas muy borracha y permitiste que un completo extraño que conociste esa noche condujese tu coche y luego le permitiste entrar en tu casa y por la mañana entre ustedes se les ocurrió esta historia”, señala la jueza Shani Barnes.

¡Increíble! Le pillan en un control borracho y tiene que confesar: “me voy a tomar cervezas”

El tribunal se enteró de que Madigan había conocido a Adan Dida en un club nocturno donde se habían emborrachado. En las primeras horas de la mañana siguiente, ella le permitió conducir su Nissan Micra, pero a causa de la borrachera del conductor sufrió varios accidentes, contra dos casas, un puesto ambulante y un Toyota Prius que estaba aparcado. Tras estas múltiples colisiones, la pareja abandonó el coche.

Una historia rocambolesca

A eso de las 8 de la mañana, Madigan llamó a la policía para denunciar el robo del coche, aunque, según consta, el operador de la policía que atendió la llamada pudo oír a Dida dándole indicaciones de fondo.

Ocho meses de cárcel por reírse de los radares

La policía se personó en el domicilio de Madigan y ella reiteró que su coche había sido robado. Por casualidad, uno de los oficiales recibió una notificación de Snapchat, en la que Madigan decía: “Cuando estás en un accidente de coche y no puedes abrir los ojos, tan divertido”. Inmediatamente, se dieron cuenta de que esto podía ser una admisión de que ella estaba en el coche cuando se estrelló. Cuando a Madigan se le mostró el mensaje de Snapchat, admitió que había inventado el robo y fue acusada ante la justicia.

Madigan ha sido condenada a cuatro meses de prisión, suspendida por 12 meses en función de su comportamiento, y deberá completar 40 horas de trabajo no remunerado, que comenzará una vez que acabe el confinamiento por el coronavirus. En su defensa ha alegado que su ligue nocturno la presionó para mentir: Dida está a la espera de juicio.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche