Noticia

Estos vietnamitas hacen réplicas de cartón de superdeportivos (y funcionan)

Ampliar

12 de mayo, 2020

Unos jóvenes vietnamitas nos demuestran que pueden hacer réplicas de supercoches en cartón que funcionan y que dan bastante el pego.

Es el sueño de todo amante de los coches y la velocidad. Estamos hablando de ponernos a los mandos de un superdeportivo y descubrir el chute de adrenalina que supone acelerar a fondo y como el resto del mundo nos ve con una mezcla de envidia y odio.

No obstante, todos sabemos (o sospechamos) que ese placer indescriptible está al alcance de unos pocos elegidos que, ya sea por su trabajo o por su ingente fortuna, pueden ponerse al volante de estos supercoches con cierta asiduidad.

La tienda donde te pueden construir un superdeportivo “low cost” está en Tailandia

Hay casos, no obstante, en los que tirando mucho de imaginación y de un trabajo increíble y laborioso, podemos imitar (lejánamente, eso sí) esas sensaciones sin dejarnos una fortuna en ello o no siendo necesario que trabajemos para Ferrari, Lamborghini, Bugatti, McLaren, etc.

Unas réplicas de coches que dan el pego

Como ejemplo os traemos a estos jóvenes veinteañeros de Vietnam, que han encontrado la manera de construir sus propios superdeportivos con carrocería de cartón (con una estructura metálica, claro está) con un coste de menos de 100 euros. Lo mejor de todo es que son totalmente conducibles (por lo menos en Vietnam, aquí dudamos que fuera legal y seguro hacerlo) y resultan bastante aparentes, de hecho, incluso equipan luces LED delante y detrás. Eso sí, el trabajo de realización es, como poco, laborioso.

Los jóvenes se han encargado de mostrarnos sus creaciones en su propio canal de Youtube y demostrarnos que pueden darse un paseo con ellas. Entre los automóviles imitados llaman especialmente la atención un Ferrari FXX K Evo, un Lamborghini Aventador o un Bugatti Chiron.

Réplicas de supercoches en cartón que funcionan

Réplicas de supercoches en cartón que funcionan

Ampliar

Evidentemente, no cuentan con las prestaciones que estos tres supercoches tienen en la realidad, aunque por el coste, menos de 100 euros, y lo aparentes que son, si tienes tiempo libre y paciencia, puedes ponerte tú mismo a intentar crear esas versiones de cartón.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche