Noticia

Estos dos Seat celebran su cumpleaños en la Technoclassica de Essen

8 fotos

Ampliar

11 de abril, 2019

El tiempo pasa volando y dos de los modelos de Seat más deseados en su día celebran este año su medio siglo de vida por todo lo alto con un stand en la feria de clásicos más importante del mundo para la mayoría de los aficionados.

Si te gustan los coches clásicos, uno de los centros de peregrinaje obligatorios es ir, al menos una vez en la vida, a la Techno Classica de Essen. De verdad, no te puedes imaginar cómo es esa feria, considerada como la mejor del mundo. Bien, pues en esta catedral es donde estos dos modelos de Seat están celebrando su medio siglo de historia: el Seat 1430 y el Seat 850 Spider.

En 1969 se presentaban al público estos dos modelos de Seat absolutamente antagónicos. Mientras que el 850 Spider tenía una silueta de auténtico deportivo de lujo muy compacto pero con unas prestaciones justitas, el Seat 1430 tenía la imagen de una aburrida berlina de la época pero con un motor que le daba mucho carácter, una especie de versión «FR» del Seat 124.

Seat 1430: mucho más que un 124

El Seat 1430 se diferenciaba estéticamente por sus dobles faros delanteros, un equipamiento más completo y, sobre todo, su alegre mecánica.

8 fotos

Ampliar

El Seat 1430 se convirtió en 1969 en uno de los coches más deseados por los españoles de aquella época. No había mucha gente que pudiera permitirse un coche de este nivel y, quien podía gastar ese dinero, no tenía muy fácil encontrar un coche en el que invertirlo con unas fronteras cerradas a las importaciones de automóviles.

Tomando como punto de partida un Seat 124, los «catorcetreinta» se diferenciaban al primer golpe de vista por un frontal con 4 faros cuadrados, una calandra más llamativa, llantas ligeramente más anchas y acabados de más lujo, pero lo que de verdad enamoraba al público estaba bajo el capó.

En lugar del soso 4 cilindros mono árbol de 1.200 cm3 del 124, el 1430 montaba una alegre mecánica de más cilindrada (1430 cm3, de ahí su nombre) y que se ofrecería con otras dos versiones todavía más potentes que llegaban a los 1,6 y 1,8 litros, pero que, sobre todo, se distinguían por su culata de doble árbol de levas en cabeza y su carburación. Gracias a ello, los Seat 1430 FU 1.6 y 1.8 eran los verdaderos GTi de la época en España. De hecho, el motor 1.8 de doble árbol de levas en cabeza era prácticamente el punto de partida de la mecánica que movía los formidables Lancia 037 o, posteriormente, los Delta HF, que subían a otro nivel gracias a la sobrealimentación.

Esta mecánica era muy temperamental y también llegó a animar un campeonato de monoplazas, la primera de España, que fue una excelente escuela de pilotos: la Fórmula 1430.

En total se fabricaron 225.000 ejemplares del Seat 1430, todo un éxito si tenemos en cuenta la época.

Seat 850 Spider: con piezas de Lamborghini Miura

Con la mecánica del Seat 850, el Spider tenía una carrocería de lo más seductora.

8 fotos

Ampliar

La década de los sesenta fue una época de optimismo. Las miserias de años anteriores empezaban a ser ya cosa del olvido y la sociedad poco a poco veía el futuro más prometedor. El Mazda MX-5 de entonces se llamaba Seat 850 Spider, un precioso descapotable de dos plazas y dimensiones muy compactas que era una delicia para los ojos, una obra maestra de Pininfarina.

Pese a su modesta mecánica, el Seat 850 Spider se permitía lujos como ocultar por completo la capota bajo una portezuela tras los asientos, de forma que, una vez descapotado, su silueta era continua y elegante.

Pese a que su denominación era 850 Sport, este descapotable subía su cilindrada ligeramente por encima de los 900 cm3 para entregar 52 CV muy alegres, pero no tanto como su sensacional imagen pudieran hacernos pensar.

Solo se habían fabricado 1.746 ejemplares del Seat 850 Sport Spider, cuando finalmente terminó la producción en 1972. Ocupa un lugar único en la historia de Seat. Sin sucesor, el Spider fue el primer y único convertible de producción construido por la marca, un símbolo de lo que Seat podía hacer posible, pero también una señal de cómo se había desarrollado el fabricante de automóviles español y su mercado interno, con una creciente demanda de vehículos más convencionales.

Un detalle anecdótico de este modelo es que los pilotos traseros del Seat 850 Sport Spider son los mismos que montaba el mítico Lamborghini Miura. Esto hace que, si tienes la mala suerte de romper uno, tendrás que pagarlo a precio de Lambo, no de Seat.

Los modelos históricos de SEAT se expoen en el pabellón Hall 4 de la 31ª edición de la Techno Classica de Essen 2019, que tiene lugar entre el 10 y el 14 de abril.

Vídeo de la restauración del Seat 1430

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche