Noticia

Estos desperfectos del vehículo pueden costar entre 80 y 6.000€ de multa

Ampliar

25 de octubre, 2019

Midas ha lanzado un comunicado para recordar a los conductores que el mal estado de algunas partes del coche puede conllevar multas de entre 80 y 6.000€. En este caso, la cadena de mantenimiento del automóvil ha mencionado 5 desperfectos del vehículo que suponen una infracción sancionable.

Cuando hablamos de sanciones de tráfico habitualmente pensamos en exceso de velocidad, circular sin cinturón o mientras se habla por el móvil. Sin embargo, existen muchas otras infracciones relacionadas con el mantenimiento del vehículo que pueden acarrear una multa. Por ejemplo, realizar el cambio del aceite o limpiar tu vehículo en la calle puede costarte entre 750 y 3.000€ en ciudades como Madrid.

Te puede interesar: Si no quieres perder 3.000 €, así debes mantener tu coche en invierno

Al igual, la mayoría de los conductores no son conscientes de las sanciones que conlleva el mal estado de algunas partes de nuestro coche o moto. Por este motivo, Midas ha informado, a través de un comunicado, sobre los 5 desperfectos del vehículo que pueden suponer una multa de tráfico.

Neumáticos desgastados o en mal estado

Los neumáticos, al ser la única parte del vehículo que está en contacto directo con el asfalto, son un elemento imprescindible. En este sentido, su mantenimiento juega un papel fundamental para garantizar, entre otras cosas, un buen agarre.

Cómo elegir el mejor neumático para tu coche

Por este motivo, es importante que las ruedas estén en un perfecto estado, no solo por seguridad, sino también por las sanciones que puede acarrear lo contrario. En España, hay un mínimo legal (1,6 mm) en la profundidad del dibujo del neumático. Si esta condición no se cumple, la DGT nos puede sancionar con hasta 200€ por cada rueda en mal estado.

Matrícula no identificable

La matrícula es otra de las partes obligatorias de cualquier vehículo, ya que sirve como elemento de identificación. Al igual que es normal realizar, de forma periódica, la revisión de las luces o los neumáticos de nuestro coche o moto, es importante comprobar con frecuencia el estado de la matrícula.

Por lo tanto, circular con la placa en mal estado, de forma que no se pueda identificar correctamente el vehículo, supone una infracción. Sin embargo, hay dos tipos de sanciones. En el caso de llevar la matrícula sucia, deteriorada o con la luz que la ilumina fundida, la multa puede ser de hasta 200€. Por otro lado, la segunda infracción se daría si la matrícula no fuese identificable por una manipulación consciente. Este supuesto supondría una sanción que puede llegar hasta los 6.000€, además de la pérdida de 6 puntos del carnet.

Luces e intermitentes fundidos y/o en condiciones no óptimas

La importancia de los faros del vehículo no se limita a hacer que el conductor vea mejor en circunstancias de poca visibilidad u oscuridad. Esta luz delantera también supone que el resto de conductores sitúen nuestro vehículo en la vía y, por tanto, no colisionen con él.

Al tratarse de un riesgo evitable, circular con una luz fundida, poca luminosidad o en condiciones no óptimas, puede ser motivo de multa. La sanción, en este caso, costaría hasta 200€. De la misma forma, llevar los intermitentes fundidos o no usarlos para advertir a otros conductores de una maniobra tiene la misma penalización.

Mala visibilidad por desperfectos en cristales u otros elementos

Gran parte de la información que recibimos cuando circulamos la recibimos a través de la vista. En este caso, la visibilidad es uno de los factores de seguridad que dependen de nosotros mismos. Por este motivo, es fundamental asegurarnos de circular sin obstáculos que nos impidan ver de forma correcta y, así, evitar imprevistos.

¿Cuáles son las claves para mirar bien al conducir?

Para ello, se debe realizar un buen mantenimiento del estado de todos los cristales del vehículo. Además, es importante revisar las escobillas del limpiaparabrisas una vez al año y utilizar únicamente cristales tintados homologados. Estos son algunos de los consejos para evitar sanciones que pueden oscilar entre 80 y 200€.

Estacionar de emergencia por falta de gasolina

En este caso, quedarse sin gasolina no conlleva ninguna multa. Sin embargo, estacionar con urgencia por tener el deposito vacío sí es sancionable. Si el conductor del vehículo se ve obligado a parar en el primer espacio que encuentre, esto supone un peligro para el resto de personas.

La infracción por este estacionamiento de emergencia supone una multa de entre 200 y 400€. Además, si decidimos recurrir a una gasolinera cercana para repostar y no portamos la gasolina en un recipiente homologado puede suponer otra sanción de hasta 3.000€.

VÍDEO | Cómo arrancar el coche con pinzas

En el caso de los coches con motor diésel, la falta de combustible puede suponer un problema a mayores, ya que el vaciado provoca la entrada de aire y la bajada de presión que el sistema de inyección no puede restaurar para volver a arrancar el vehículo.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche