Noticia

¡Esto solo puede pasar en Dubai!: la Santísima Trinidad de Bugatti se reúne en el desierto

11 fotos

Ampliar

01 de abril, 2020

La ciudad del emirato ha sido el escenario perfecto para reunir a las tres generaciones de Bugatti de la era moderna: disfruta de las imágenes de los EB110, Veyron y Chiron.

Hablar de Bugatti es hacerlo de uno de los fabricantes más espectaculares de los últimos años, sobre todo si nos referimos a rendimiento, exclusividad y records de velocidad. Con esa vitola, no es de extrañar que celebrities de todo el mundo, tales como Cristiano Ronaldo, opten por coleccionar cuantas más unidades, mejor.

Te puede interesar: Bugatti La Finale Concept: ¿el último Bugatti con motor de combustión interna?

Sin embargo, no es sencillo ver a los tres últimos modelos de la firma gala reunidos, los mismos que han encumbrado a Bugatti desde los años 90 hasta la actualidad. Nos referimos, claro está, a los EB110, Veyron y Chiron. Pero si hay un lugar en el que los sueños automovilísticos pueden verse cumplidos, es en Dubai.

La lujosa metrópolis de los Emiratos Árabes ha sido el perfecto escenario para reunir a las tres generaciones de Bugatti. Abuelo (EB110), padre (Veyron) e hijo (Chiron) han rodado por sus kilométricas y desérticas carreteras. Todos compartiendo rendimiento y, sobre todo, estética, porque las tres unidades que ves aquí estaban ataviadas con el mismo traje negro que, no sé a vosotros, pero a nosotros nos encanta cómo le queda.

Bugatti EB110

El Bugatti EB110 supuso el resurgimiento de la firma gala.

11 fotos

Ampliar

Aunque son de sobra conocidos, no podemos dejar de mencionar algunas de las características de estas tres joyas de la automoción. Comenzando por el EB110 como diría aquél “con él empezó todo”. El resurgimiento de Bugatti, antes incluso de que entrara a formar parte del Grupo Volkswagen, se consiguió gracias a este superdeportivo fabricado entre 1991 y 1995. Rinde homenaje al 110 aniversario del nacimiento de su fundador Ettore Bugatti siendo el primer vehículo de calle realizado íntegramente en fibra de carbono con un ligero chasis monocasco realizado en dicho material y combinándolo con aluminio, titanio y magnesio.

El encargado de impulsarle, un V12 de 3.5 litros con cuatro turbocompresores que generaba la nada despreciable cifra de 560 CV, potencia que ascendería hasta los 612 CV en la versión Super Sport. A destacar, sus registros de aceleración, 3,2 segundos para pasar de 0 a 100 km/h, y sobre todo, su punta de velocidad: 351 km/h. En total se vendieron 96 unidades del EB110 GT y 40 unidades del Super Sport, algunas de ellas valoradas en más de 2 millones de euros de la década de los 90.

Bugatti Veyron

El Bugatti Veyron se convirtió en todo un destroza-récords.

11 fotos

Ampliar

El destroza récords, ya sea en términos de velocidad punta como de potencia. Hablamos de uno de los primeros vehículos que consiguió no solo romper la barrea de los 1.000 CV de potencia, sino también de los 400 km/h de punta. Considerado por muchos como el primer hypercoche del mundo, su W16 de 8.0 litros sigue empleándose en el Chiron actual.

En aquel momento, el Veyron generaba 1.001 CV que acompañaba de un par máximo de 1.500 Nm, permitiéndole pulverizar el 0 a 100 km/h en 2,5 segundos y alcanzar una punta de 407 km/h. No contentos con eso, en 2010 (cinco años después de su nacimiento) surgió el Veyron Super Sport cuyo rendimiento ya ascendía a 1.200 CV siendo capaz de alcanzar los 415 km/h, aunque en una prueba controlada, logró establecer el récord de velocidad al conseguir 431 km/h.

En sus 10 años de vida, Bugatti fabricó y vendió nada menos que 450 unidades, 48 de las cuales correspondieron al Veyron Super Sport y ahora es una auténtica locura lo que algunos clientes están pagando por un Veyron de ‘segunda mano’.

Bugatti Chiron

El heredero perfecto del Veyron, el Chiron tiene previsto llegar a las 500 unidades.

11 fotos

Ampliar

No solo se trata del heredero del Veyron, sino que también es el sentido homenaje de Bugatti a uno de sus pilotos más reconocidos: Louis Chiron. Creado en 2016 ofrece una configuración similar a la de su predecesor, con soluciones estéticas innovadoras pero empleando el mismo bloque W16 de 8 litros. Propulsor que eso sí ha sido modernizado y modificado para ser capaz de generar los 1.500 CV de potencia que homologa y que acompaña de un par máximo de 1.600 Nm.

El Chiron viene a ser otro destroza récords, pues a finales de 2019 un Chiron Sport Long Tail ligeramente modificado consiguió registrar una velocidad máxima de nada menos que 490 km/h, estableciendo un nuevo récord mundial. La idea de la firma gala es llegar a la mágica cifra de 500 unidades producidas (damos por hecho que se venderán), cada una de las cuales tiene un precio base aproximado de más de 2,6 millones de euros.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche