Noticia

Este impresionante Bugatti EB110 sale a subasta

38 fotos

Ampliar

08 de enero, 2019

Uno de los automóviles más exclusivos de la historia cambia de manos este 2019. Se trata de este ejemplar de Bugatti EB110 que apenas tiene 1.000 km recorridos y que ahora sale a subasta. Ésta es su historia.

Los finales de los años ochenta y primeros de los noventa del siglo pasado fueron años excepcionales para el mundo del automóvil. Algunos fabricantes se lanzaron a presentar coches excepcionales como el Ferrari F40, el Porsche 959 o el Jaguar XJ220. Otras fueron estrellas de un sólo éxito como el formidable Cizeta Moroder con su impresionante motor V16 y en medio de este caldo de cultivo, un grupo de inversores vieron la oportunidad de resucitar la marca más mítica de todas: Bugatti.

Los 5 mejores Porsche de la historia

El 15 de septiembre de 1991 (justo el día en el que Ettore Bugatti habría cumplido 110 años) una multitud se agolpaba en Versalles para ver el nuevo Bugatti EB110, nacido para ser el automóvil más excepcional del mundo.

Su nombre, como ya te habrás imaginado, hace referencia a los 110 años del nacimiento del fundador de la compañía, Ettore Bugatti, de ahí sus iniciales seguidas del número 110. Contaba con un motor V12 que era capaz de rendir 553 CV sólo con 3,5 litros de cilindrada gracias a la sobrealimentación de nada menos que 4 turbos y la respiración de sus 5 válvulas por cilindro, todo un alarde de tecnología.

Ahora, 28 años después de aquella gesta, sale al mercado uno de los apenas 126 ejemplares fabricados al salir a subasta este Bugatti EB110 Super Sport vendido en Alemania nuevo en 1994.

Este Bugatti EB110 SS de 1994 busca dueño

Con apenas 1.000 km recorridos, este EB110 está prácticamente como nuevo.

38 fotos

Ampliar

El próximo 6 de febrero, la popular casa de subastas RM Sothebys saca a subasta en París este ejemplar de Bugatti EB110 Super Sport que se entregó en 1994 a su primer amo, Ariane Muller.

Se trata del chasis número 12 de un total de 126 ejemplares fabricados entre 1991 y 1995, cuando el sueño del renacer de Bugatti volvió a convertirse en una pesadilla financiera. Las versiones Super Sport se caracterizaban por una unidad de mando motor reprogramada para obtener 610 CV, un equipo de llantas forjadas de diseño más ligero y mejor ventilación para los frenos y detalles aerodinámicos.

No es la primera vez que cambia de manos este ejemplar, que ya ha vivido en Alemania, Japón y Suiza, países muy distantes pero a los que no ha llegado por carretera, pues su odómetro apenas marca 1.000 km, lo cual deja claro que, por desgracia, los compradores de este tipo de coches tienen más intención de especular con ellos que de disfrutarlos.

Los responsables de la subasta no han querido dar un precio estimado, pero es fácil que supere el millón de euros. Aunque resulte increíble teniendo en cuenta que apenas se fabricaron un centenar de unidades y que se trata de un coche con una tecnología, calidad y prestaciones excepcionales, no es uno de lo supercoches más cotizados.

Cómo era el Bugatti EB110

El interior, aunque fabricado con los mejores materiales y acabados, es muy espartano.

38 fotos

Ampliar

El lanzamiento de este modelo me cogió en plena adolescencia, así que recuerdo perfectamente todo lo que se escribió en su día sobre él y la fascinación que causaban sus prestaciones y su cuadro técnico, casi tanto como el rechazo de su peculiar estética, obra del diseñador Marcello Gandini, que es justo reconocer que no debió estar muy inspirado o, más probablemente, demasiado limitado por condiciones técnicas.

Además de un precio desorbitado que hacía que un Ferrari o un Lamborghini pareciesen utilitarios a su lado, dos eran los aspectos más criticados del Bugatti EB110 por la prensa de la época:

  • Su estética: esto es cuestión de gustos, pero no cabe duda que las líneas de un Jaguar XJ220 son mucho más seductoras que las de este Bugatti. En cierto modo, aunque técnicamente el coche era un prodigio como en su día lo fueron las creaciones de Ettore Bugatti, su diseño no estaba a la altura de su nombre, ya que, salvo el Tank (que ha pasado a la historia como uno de los coches más feos jamás fabricado), las creaciones de Ettore eran verdaderas esculturas sobre ruedas.
  • Su peso: aunque para su fabricación se recurrió a los materiales más ligeros y resistentes de la época, como el titanio, el aluminio, la fibra de carbono o el kevlar, el conjunto mecánico del Bugatti EB110 era un mastodonte que hacía que su masa se fuese hasta rozar los 1.700 kg de peso. Hoy en día no nos parecería demasiado y es más ligero que un Chiron o un Porsche 911 Turbo actuales, pero en 1991 era un elefante. Para hacernos una idea, el McLaren F1 pesaba casi la mitad, parando la báscula en apenas por encima de los 1.000 kg.

Su motor era un derroche de tecnología e incluso se llegaron a superar los 600 CV en una unidad alimentada por GLP. Gracias al formidable par motor generado por sus 4 turbocompresores, el Bugatti EB110 era capaz de alcanzar los 336 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 3,5 segundos, unas cifras que hace un cuarto de siglo ponían los pelos de punta.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Ofertas en Autocasion.com

Aquí está tu coche