Noticia

Esta es la tecnología que permitirá cargar tu móvil desde cualquier punto del habitáculo del coche

2 fotos

Ampliar

10 de enero, 2020

La empresa Yank Technologies acaba de mostrar en el CES de las Vegas su sistema inductivo que convierte cualquier zona del habitáculo en un punto de carga.

Lo que actualmente se ve como un elemento de equipamiento casi esencial, en un futuro próximo recubrirá buena parte del habitáculo del coche. Nos referimos a la carga inductiva para teléfonos móviles. Una función que ha permitido a los usuarios eliminar los cables de carga de sus vehículos y depositar los smartphone en el hueco destinado a ello.

Pues bien, ahora imagina que casi cualquier parte del puesto de conducción incluyera una base de carga. Increíble, ¿verdad? Pues esto es lo que ha mostrado la empresa Yank Technologies en el Consumer Electronics Show (CES) celebrado estos días en Las Vegas.

Te puede interesar: Byton M-Byte 2020: el coche smartphone en el CES de Las Vegas

Una solución que tiene visos de implantarse a corto medio plazo y que sería especialmente útil en vehículos de corte familiar. La tecnología expuesta por Yank se basa en conjuntos de antenas tridimensionales y amplificadores que permitirán cargar nuestro dispositivo casi desde cualquier parte del vehículo sin necesidad de tener que apoyarlo en un lugar específico, por lo que es realmente inalámbrico.

El único requerimiento es un teléfono con estándar de carga iQ. El resto, sencillo. Con una potencia de 30 vatios el cargador Yank puede proporcionar energía a múltiples dispositivos de manera simultánea. Y no solo eso, sino que también podría emplearse para otros dispositivos, como las llaves digitales . Incluso podría usarse para alimentar varios componentes incorporados del vehículo, como el llavero y los retrovisores eléctricos.

Si bien muchos usuarios pueden preocuparse por todo lo relacionado con las ondas magnéticas y el posible daño ocasionado, desde Yank aseguran que su sistema de carga inalámbrica únicamente emite 0.06 vatios por kilogramo de radiación de ondas de radio, según lo medido por la Comisión Federal de Comunicaciones, muy lejos del 1,1 o 1,5 vatios por kilogramo que emite un smartphone actual cuando lo acercamos a nuestro oído.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche