Noticia

Este espectacular Ferrari, que perteneció a Belmondo, vendido en subasta

4 fotos

Ampliar

12 de enero, 2022

Uno de los coches favoritos del desaparecido actor francés Jean Paul Belmondo, un Ferrari 512 BBi, acaba de ser vendido por 442.500 euros.

Hace unos meses despedíamos al actor Jean Paul Belmondo, uno de los más queridos y reconocidos en el cine francés. Belmondo era un gran aficionado a los coches y poseía un garaje repleto de joyas automovilísticas.

Ferrari era una de sus marcas favoritas, como él mismo reconocía, y ahora conocemos que uno de los integrantes de ese exclusivo garaje acaba de ser vendido. Se trata del mítico Ferrari 512 BBi con su V12 Boxer en posición trasera, que se ha subastado por 442.500 euros.

Los Ferrari, una de las grandes pasiones de Belmondo

Ferrari 512 BBi de Jean Paul Belmondo

Belmondo ha poseído, entre otros, un California, un 250 GT Tour de France, un 308 GTS y un 512 BBi, que es el que acaba de ser vendido. Esta unidad fue adquirida de segunda mano por el actor galo. Su primer dueño lo compró nuevo en Italia en abril de 1982 y lo hizo repintar completamente en rojo, el color de moda entre los Ferrari de los años 80.

Belmondo se hizo con el 512 BBi en diciembre de 1985 y lo registró a su nombre. Permaneció así hasta el 14 de julio de 2002, cuando una pareja de Val-de-Marne (Francia) lo adquirió. Jean-Paul Belmondo lo había conducido durante unos 30.000 km en esos casi 20 años.

Puede que te interese: Los Ferrari más feos de la historia

Hay que decir que el modelo tiene mucho que ofrecer, con su V12 de 4.943 cc de cilindrada instalado en la parte trasera. «Enzo Ferrari acabó cediendo a las recomendaciones de sus ingenieros, que desarrollaron un GT con motor central, inspirado en el estudio P6», explica el experto Gautier Rossignol, de la casa de subastas Aguttes.

La particularidad de esta versión BBi es su sistema de inyección mecánica Bosch, que sustituye a los cuatro carburadores Weber de triple cuerpo. Tiene una potencia similar (340 CV) pero es más fácil de usar en el día a día. El ejemplar presentado a la venta por Aguttes ha sido completamente restaurado, explica Rossignol.

Sus últimos dueños  han querido devolver al 512 BBi su configuración original. La tapicería, las alfombrillas, el tren de rodaje, el motor, la caja de cambios y, por supuesto, la carrocería (que decidieron restaurar a su color original Argento medio Ferro) han recibido una atención especial.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche