Noticia

¿Es buen momento para comprar coche tras el confinamiento?

Ampliar

11 de mayo, 2020

El confinamiento decretado con la crisis del Coronavirus ha provocado un parón en la economía y también en nuestros planes. Muchos estábamos pensando en cambiar de coche y ahora no sabemos qué hacer, si es conveniente o no esperar. Vamos a ver si merece la pena comprar ahora un coche o no.

Empezamos la desescalada del confinamiento decretado por la crisis del Coronavirus con mucha incertidumbre y precaución, es normal. Entre las dudas que surgen está el saber si es buena idea el comprar un coche tras el confinamiento o si es mejor esperar. Vamos a ver las posibles dudas que nos vienen a la cabeza y cómo responderlas.

Una primera duda que puede asaltarnos es si es seguro o no ir a un concesionario a ver un coche, probarlo y ser atendido por un vendedor. Aquí la respuesta es un claro SÍ. Tal y como te contamos en este artículo sobre cuándo abrirán los concesionarios, la red en España ha aprovechado estos días de cierre al público para adaptarse a la nueva situación. Se ha llevado a cabo una profunda desinfección de las instalaciones y de los vehículos que están en ellas y se han elaborado nuevos protocolos de atención al cliente para garantizar el mínimo riesgo de contagio posible.

Una vez aclarada esta primera barrera psicológica, vamos a ver las siguientes.

El momento económico para comprar un coche tras el covid-19

A nadie se le escapa que el principal miedo a la hora de hacer un desembolso tan importante como es la compra de un coche es el económico. Las previsiones estiman que uno de cada cuatro españoles ha perdido su puesto de trabajo y muchos de los que lo conservan han visto mermados sus ingresos, así que este temor es razonable.

Aquí debe imperar la prudencia y, si no estamos seguros de qué va a pasar con nuestro empleo o nuestros ingresos, echar bien las cuentas y tener claras las prioridades.

Aunque a todos nos ha afectado el confinamiento y para muchos tendrá consecuencias una vez finalizado, la mayoría de la población recuperará su trabajo y sus ingresos e incluso habrá quien haya salido reforzado de esta situación (empresas de limpieza y desinfección, fábricas de equipos de protección como mamparas, guantes, pantallas…).

Durante el confinamiento el consumo se ha estado embalsando y es previsible que, tras romperse la barrera, en la mayoría de los casos se recupere cierta normalidad en un plazo más o menos breve. De todos modos, cada uno conoce su situación, y el consejo es que debemos ser optimistas, pero prudentes.

Descuentos especiales en los coches tras la crisis del Coronavirus

La siguiente idea que nos llega a la cabeza al pensar en comprar un coche es que, «a río revuelto, ganancia de pescadores», como se suele decir. En efecto, las aguas están revueltas y a nadie se le escapa que los concesionarios han estado sin vender durante dos meses y necesitan recuperar el tiempo perdido. Aquí tenemos que tener claras dos cosas:

  • Hay descuentos importantes para facilitar la venta de coches nuevos en stock
  • Hay campañas de financiación con los pagos aplazados

El parón en las ventas de coches ha provocado que se hayan cancelado bastantes pedidos y que no se hayan vendido muchos coches que estaban en los concesionarios. El resultado es que las marcas tienen unos elevados stocks de coches en sus campas y es prioritario para ellas el dar salida a esos coches ya fabricados.

Con esto en mente, es previsible que las distintas marcas lleven a cabo campañas para liberarse de ese enorme stock de coches sin vender, pero también que no haya ofertas en aquellos pedidos a fábrica.

En este sentido, marcas como Ford y las del grupo PSA (Citroën, DS, Opel y Peugeot) son las que encabezan el listado de las que más coches tienen en stock, así que es previsible que en ellas encontremos importantes descuentos (hasta 6.000 euros en el Ford Focus, por ejemplo) para unidades nuevas ya fabricadas.

Por otro lado, las entidades financieras con las que trabajan los concesionarios están realizando campañas especiales en las que se aplazan los cargos de la financiación del vehículo, de modo que no empezaríamos a pagar las cuotas hasta después del verano en la mayoría de los casos.

Con estas dos realidades en mente, está claro que sí es un buen momento para comprar un coche, especialmente si se trata de unidades ya fabricadas en stock. Son coches completamente nuevos, pero en los que no podremos elegir el equipamiento al estar ya producidos. De todos modos, esto no debe preocuparnos, porque hay mucha variedad y es muy probable que alguno sea exactamente como lo habríamos pedido.

En este sentido, es lógico que, cuanto antes te decidas a comprarlo, más fácil será que encuentres «tu coche» en ese listado de unidades en stock, ya que, a medida que se vayan vendiendo, la variedad será menor. Así que nuestro consejo es que, si estás pensando en comprarte un coche, empieces cuanto antes la gestión para que te resulte más fácil conseguir el ideal para ti entre esas unidades en stock con promociones especiales. Tendrás el coche que querías a un precio muy ventajoso.

¿Bajarán los precios de los coches usados por el Coronavirus?

Los precios de los coches usados están muy influenciados por la ley de la oferta y la demanda. Es previsible que la demanda baje debido a la incertidumbre que hay en este momento, pero la oferta no ha variado y, por otro lado, los compraventas tienen que mantener su negocio, así que no regalarán nada.

Además, es previsible que, al no ser recomendable el uso de transporte público para evitar aglomeraciones y contagios, mucha gente opte por comprar un coche para hacer desplazamientos que antes hacía en transportes colectivos.

Durante los dos meses que hemos estado encerrados no han vendido coches, pero tampoco los han comprado, así que la oferta de coches de segunda mano es más o menos la misma que había antes. Esto en cuanto a los compraventas profesionales, en el mercado de particulares es diferente.

Es posible que aparezcan ofertas en el mercado de ocasión de particulares a los que esta situación les ha afectado mucho más y que tendrán que deshacerse de algunos bienes para aliviar una situación que puede ser desesperada, entre ellos el coche.

Aquí ya entra en la moral de cada uno el sacar partido de esa desesperación y apretar en el precio para intentar sacarle el coche por debajo de su valor de mercado.

En definitiva, es poco probable que los precios de los coches usados se desplomen, aunque es previsible que algo sí bajen. Donde más podrían bajar los precios es en el mercado de particulares, así que puede ser buena idea estar muy atento a los anuncios clasificados en portales de venta de coches de segunda mano como Autocasión.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Juan Antonio Campos

    Como van a vender vehiculos si las entidades de credito ( fiancieras, bancos etc) no aprueban operaciones dado que casi todo el mundo esta en situacion de desempleo y los que lo tienen estan casi todos en ficheros de impagados……o que piensan que se va a ir a un concesionario y lo van a pagar con sus propios fondos???.
    Estarian locos ¡¡¡¡

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche