Enzo Ferrari cumple 120 años

20 febrero, 2018 por

Sí, ya sé que el hombre está muerto, pero su leyenda sigue más viva que nunca y comenzó un 18 de febrero de 1998 en Módena. El genio que creó una de las marcas de coches más emblemáticas del mundo multiplica por 10 el número fetiche para él: el 12 de los cilindros de sus motores.

Enzo Ferrari cumple 120 años8

El 18 de febrero de 2018 se celebró el 120 cumpleaños de Enzo Ferrari y, aunque no estuvo de cuerpo presente, para millones de aficionados de todo el mundo ha sido una fecha importante del calendario en la que rendir homenaje a todo un mito del automóvil.

Aunque la marca Ferrari tiene sólo 70 años, todo comenzó en Módena 50 años antes, con el nacimiento el 18 de febrero de 1898 de su fundador, Enzo Ferrari. Para celebrar estos 120 años de historia, el Museo Ferrari de Módena ha organizado una exposición de fotografías inéditas en las que el protagonista no son los coches sino “il comendatore”, dando un repaso a los momentos más importantes de la vida de este hombre sin igual.

Coincidiendo con el anuncio de que Marchionne dejará el control de FCA, el CEO del grupo Fiat inauguró esta exposición diciendo que resulta difícil de creer que un visionario como Enzo Ferrari naciese en el siglo XIX mientras muchas de sus ideas están en pleno apogeo en el siglo XXI.

Enzo Anselmo Ferrari del Piero: todo carácter

Una de las primeras imágenes, con Enzo siendo un niño.8
Una de las primeras imágenes, con Enzo siendo un niño.

Es conocido su carácter vehemente y casi colérico en muchas ocasiones, un digno ejemplo de la idea que tenemos de “latino”, pura pasión. Para muchos de sus empleados, ingenieros y pilotos, Enzo Ferrari era un tirano y un déspota, un genio con mal genio.

Por suerte para los apasionados de los coches, el padre de Enzo lo llevó en 1908 a ver su primera carrera de coches y allí se quedó fascinado por las cuatro ruedas. De lo contrario, es muy probable que el apellido Ferrari estuviese más ligado con la ópera o la prensa, las dos grandes pasiones del joven Enzo, que siempre confesó que le hubiese gustado ser periodista o cantante de ópera. Afortunadamente nos ha dejado unas de las partituras más bellas, las que emanan de sus formidables motores, considerados los de sonoridad más bella del mundo.

Parte de su mal carácter pudo estar justificado por su mala salud y la de su hijo Alfredo, más conocido como Dino. En 1917, Enzo contrajo pleuresía durante su etapa militar herrando caballos y mulas. Su hijo Alfredo fue diagnosticado de distrofia muscular prácticamente desde su nacimiento y Enzo encajó mal este duro golpe del destino que endureció más su carácter.

Pese a este diagnóstico, Enzo quiso dar a su hijo la mejor formación posible y Dino se licenció como ingeniero. Por desgracia, la distrofia avanzaba rápidamente y, con algo menos de 25 años, fallecía sin poder llegar a escuchar nunca el sonido del motor que desarrolló y que terminó, siguiendo sus instrucciones, otro nombre mítico del automovilismo: Vittorio Jano.

El deceso de su hijo predilecto fue un golpe que terminó de endurecer todavía más el corazón de Enzo.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba