Noticia

Instalados dos nuevos radares en la C-55 para frenar siniestros

Ampliar

11 de enero, 2013

La carretera catalana C-55 ha sido noticia en los últimos días por ser la vía de la comunidad autónoma que más fallecidos registra. Desde ahora, cuenta con dos nuevos radares para frenar la siniestralidad.

Los conductores llevan tiempo quejándose de la peligrosidad de esta carretera. Foto: David Gaya

La C-55 es la carretera más peligrosa de Cataluña

El Servicio Catalán de Tráfico ha puesto en funcionamiento dos radares fijos nuevos para el control de la velocidad en la C-55 con el objetivo de frenar la siniestralidad grave en esta carretera, que une Abrera y Manresa (Barcelona). La Generalitat ha anunciado la instalación de estos cinemómetros con cabinas laterales es una medida de choque ante la elevada accidentalidad en esta vía.

Uno de los radares está ubicado a la altura de Monistrol de Montserrat, en el punto kilométrico 15,3 en sentido Barcelona donde el límite de velocidad es de 80 km/h. El otro está instalado en Castellbell i el Vilar, en el punto kilométrico 18,6 dirección Manresa y la velocidad permitida en este tramo es de 90 km/h.

Conviene destacar que está prevista la instalación de un tercer radar en la C-55 a la altura de Manresa cuando se hayan ejecutado las obras de mejora de la infraestructura que se iniciarán la próxima semana en este tramo.

El SCT ha llevado a cabo esta actuación en coordinación con el departamento de Territorio y Sostenibilidad en el conjunto de actuaciones para la mejora de la seguridad vial en esta carretera.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche