Noticia

Encuentra enterrado en su jardín un coche entero de los años 50

2 fotos

Ampliar

16 de abril, 2020

John Brayshaw, un residente en el Reino Unido, se ha encontrado enterrado en su jardín trasero un coche completo de los años 50.

Aquellos que tienen una casa con jardín en estos días de crisis sanitaria y cuarentena pueden considerarse afortunados por poder disfrutar de aire libre sin aparente peligro de contagio. Uno de estos agraciados lo ha sido por partida doble.

Se trata de John Brayshaw, un residente de Heckmondwike, en el centro del Reino Unido que, sin quererlo, se ha encontrado enterrado en su jardín un coche completo de los años 50. El peculiar descubrimiento ha tomado mayor relevancia ya que podría pertenecer a un agente secreto.

Aston-Martin DB-5s: Siéntete James Bond por “tan sólo” 3,5 millones de dólares

Brayshaw se mudó hace apenas medio año a su residencia y, recientemente, aprovechando el confinamiento obligatorio, decidió ponerse manos a la obra y arreglar el jardín trasero de su recién estrenada vivienda. Eso sí, no se esperaba lo que se iba a encontrar.

Al poco tiempo de empezar a cavar el suelo, Brayshaw sintió algo duro bajo la pala, debajo del césped. Primero pensó que se trataría de algún tipo de lámina metálica, pero a medida que fue cavando más hondo, apareció ante sus ojos un coche antiguo completo.

Encuentran un tesoro en forma de coches km0 en un concesionario abandonado

“Vi el techo y pensé: ‘¿quién enterraría el techo de un coche?’. Seguí cavando, vi la puerta, el volante, y me di cuenta de que era un automóvil completo con la placa de matrícula. Lo único que faltaba eran las ruedas”, asegura Brayshaw. Como se puede observar en las imágenes que ha compartido el propio Brayshaw, el coche está enterrado de lado, en un agujero de aproximadamente 2 metros de profundidad y 3 de largo.

Un Ford Popular 10 de 1955-1956

Coche enterrado

Según cuenta su descubridor, por el estilo y el volante, el vehículo es un Ford Popular 10 de los años 1955-1956. Este automóvil se fabricó en el Reino Unido entre 1953 y 1962 y era conocido por ser el más barato de la marca en el país.

Los anteriores inquilinos de la actual vivienda de Brayshaw era un matrimonio que ya falleció; no obstante, uno de los familiares ha indicado que la pareja, que vivió durante 50 años en esa casa, nunca hizo nada en el jardín. Esto indica que el Ford Popular debió enterrarse antes y algunas fuentes apuntan a que pudo pertenecer a un espía que lo enterró para no dejar pruebas de sus actos.

“Me han dicho que al final de la Segunda Guerra Mundial hubo una afluencia de personas que trabajaban para el servicio secreto en la zona. También me han sugerido que el color del automóvil se conoce como ‘gris RAF’”, señala Brayshaw, en alusión a la Real Fuerza Aérea británica. No obstante, hasta el momento el origen del automóvil y la historia de su último conductor siguen siendo un misterio.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche