Noticia

“En el coche puedes vivirlo todo o perdelo todo”

Ampliar

28 de noviembre, 2007

La DGT inicia hoy su campaña de concienciación de Navidad con anuncios en televisión y radio bajo el lema: "En el coche puedes vivirlo todo o perderlo todo"

La DGT inicia hoy su campaña de concienciación de Navidad con anuncios en televisión y radio bajo el lema: «En el coche puedes vivirlo todo o perderlo todo»

En diciembre del año pasado y sólo en accidentes de carretera, murieron 237 personas, según datos proporcionados por la Dirección General de Tráfico que, por otra parte, estrenó hoy la nueva campaña de seguridad vial para concienciar a la sociedad en uno de los meses en que se registran más desplazamientos en coche y casi siempre en condiciones adversas para la conducción.


Según la DGT, diciembre es un mes especialmente conflictivo y complicado para la seguridad vial . Las fiestas de empresa y las constantes celebraciones hacen beber más y las reuniones familiares nos obligan a desplazarnos grandes o pequeñas distancias en unas condiciones climatológicas y físicas que no siempre son las óptimas. Por ello, la DGT a través de sus campañas de concienciación y vigilancia busca que la sociedad extreme las precauciones.


LA CAMPAÑA
Por otra parte, la Dirección General de Tráfico inició hoy la emisión, tanto en radio como en televisión, de un anuncio que trata de sensibilizar a los conductores sobre las ventajas que nos aporta el coche y lo que podemos perder, si por imprudencia, se llega a sufrir un accidente.


El mensaje que se quiere transmitir se resume en el eslogan «En el coche puedes vivirlo todo…o perderlo todo». La campaña de la DGT hace un repaso a las experiencias que todo el mundo ha vivido en los coches para llegar a una dura reflexión: «el coche, donde tanto hemos vivido, también puede acabar con nuestra vida si no tenemos en cuenta que podemos hacerlo peligroso».


En definitiva, esta campaña intenta que los conductores se vean reflejados en cada una de las situaciones, para acabar apelando a la responsabilidad, esta vez, enfrentando lo que se vive en un coche a lo que se deja de vivir tras un accidente, aunque sin evidenciar de forma explícita el drama.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche