Noticia

Elon Musk conduce el Volkswagen ID.3 junto al CEO de Volkswagen

Ampliar

08 de septiembre, 2020

Elon Musk ha aprovechado su visita a Alemania para reunirse con el CEO de VW y darse una vuelta en el eléctrico de la marca, el Volkswagen ID.3.

Elon Musk, fundador y CEO de Tesla, ha aprovechado su viaje a Alemania para, aparte de visitar la obras de construcción de la gigafactoría de Berlín de su compañía, reunirse con el CEO de Volkswagen, Herbert Diess, y aprovechar para darse una vuelta en el último coche eléctrico de la compañía alemana, el Volkswagen ID.3.

Aunque no es el primer vehículo eléctrico de Volkswagen, su  e-Golf ocupa el primer lugar en ventas de vehículos eléctricos en Alemania, el ID.3 es el primer modelo de la «ofensiva» de los vehículos eléctricos de Volkswagen para esta década.

Por ello, pensamos, Musk ha querido conocer de primera mano las bondades del coche y darse un paseo en él, junto a Diess, que le acompañó en el viaje. El máximo responsable de Tesla también tuvo la oportunidad de echar un primer vistazo al SUV eléctrico ID.4, el vehículo con el que Volkswagen pretende competir con Tesla Model Y.

Respecto a la reunión, que duró dos horas y tuvo lugar en el aeropuerto alemán de Braunschweig, poco ha trascendido, aunque se ha descartado que respondiera a algún acercamiento para llegar a un acuerdo comercial o de producción.

Lo más interesante, quizás, fue que Musk tuvo la oportunidad de ponerse al volante de un eléctrico de la competencia como es el Volkswagen ID.3. Un vídeo de la experiencia fue compartido por Herbert Diess en su perfil de LinkedIn.

El video, que también fue publicado por la cuenta oficial de Twitter del Grupo Volkswagen, mostraba a Musk y Diess conversando amistosamente mientras el primero probaba el ID.3. Musk dedicó algún piropo al vehículo, llegando a decir que la dirección del ID.3 era «bastante buena» para un coche eléctrico no deportivo.

En tono de broma, Diess le pregunta sobre la opinión de Musk sobre el ID.3 recordando al CEO de Tesla que el hatchback era un coche convencional y «no una máquina de carreras». Musk, riéndose, le contesta que solo quiere ver cómo acelera. Durante el resto del pequeño viaje, Musk le pregunta respecto a algunas características técnicas del modelo.

Precisamente, será el Centro de Diseño y Desarrollo de la gigafactoría de Berlín el encargado de crear el Tesla que rivalice con el Volkswagen ID.3, un compacto eléctrico con el que Tesla mejorará su penetración en el mercado europeo. Quizás, Musk estaba tomando buena nota.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche