Elon Musk asegura que Tesla será rentable en 2018

Elon Musk asegura que Tesla será rentable en 2018

16 abril, 2018

Ante las dudas sobre la viabilidad financiera de la empresa y su supervivencia a largo plazo, Elon Musk se ha mostrado rotundo en Twitter, afirmado que Tesla será rentable en la segunda mitad de 2018.

La semana pasada la prestigiosa revista The Economist publicó un reportaje sobre Tesla. La información abordaba la situación financiera de la empresa y los problemas de la planta de montaje situada en Fremont, California. Según la publicación británica, la compañía gasta rápidamente todo el dinero que le llega para poder seguir con su actividad y, según sus cálculos, necesitaría entre 2.500 y 3.000 millones de dólares adicionales para incrementar la producción del Model 3 al nivel prometido por Musk.

La repuesta del fundador de la compañía no se ha hecho esperar y, a través de Twitter, ha afirmado: “‘The Economist’ solía ser aburrida, pero inteligente, con un sarcasmo malvado. Ahora es simplemente aburrida. Tesla será rentable y con flujo de caja positivo en el tercer y cuarto trimestre. Obviamente no hay necesidad de ampliar capital”. El mensaje de Musk tranquilizó a los mercados y las acciones de la compañía subieron un 2,4%.

Puede que te interese: ¿Va a desaparecer Tesla el año que viene?

Sin embargo, las dudas acerca de la viabilidad de la empresa son constantes y es que Tesla ha incumplido en repetidas ocasiones sus promesas. El pasado año, por ejemplo, Musk aseguró que a finales de 2017 Tesla produciría 5.000 unidades a  la semana del Model 3, un modelo fundamental para la estrategia de crecimiento y expansión de la marca. Dicho pronóstico no se cumplió y a día de hoy, superados, según la marca, los problemas de producción, la capacidad operativa de la planta se encuentra alrededor de las 2.000 unidades semanales.

Wozniak, cofundador de Apple, critica duramente a Tesla

A los problemas de producción del Tesla Model 3, que parece serán solucionados a finales de año, habría que añadir el reciente enfrentamiento de Tesla con la NTSB, la agencia federal estadounidense encargada de investigar los accidentes de transporte. Tras el accidente de un Tesla Model X con Autopilot, que costó la vida a su conductor, la compañía fue invitada a participar en la investigación, pero, tras divulgar información sobre la colisión, este organismo decidió expulsar a Tesla de su equipo trabajo.

Así lo explicó, a través de un comunicado, el organismo: “La NTSB tomó esta medida porque Tesla violó el acuerdo al publicar información de investigación antes de que fuera analizada y confirmada por la NTSB. Tales versiones de información incompleta a menudo conducen a especulaciones y suposiciones incorrectas sobre la causa probable de un accidente, lo que perjudica el proceso de investigación”.

Asimismo, el reciente anuncio de Trump de eliminar o limitar las restricciones de emisiones a los fabricantes de coches tampoco ha beneficiado a

Tesla. En fin, solo el tiempo dirá si son los críticos o Tesla quién lleva la razón, pero los problemas se acumulan para la firma con sede en Palo Alto, que el pasado año perdió 2.240 millones de dólares y no ha sumado un solo ejercicio positivo desde su fundación en 2003.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba