Noticia

El V8 6.75 de Bentley dice adiós tras 61 años de vida

5 fotos

Ampliar

10 de junio, 2020

La electrificación de Bentley parece ser el motivo principal porque el que la firma alada ha decidido jubilar su histórico V8 de 6.75 litros.

Hay despedidas que uno espera que no lleguen nunca, pero por desgracia lo acaban haciendo. En este caso el malogrado protagonista no es otro que el mítico motor V8 de 6.75 litros fabricado por Bentley. Una joya de la ingeniería automovilística que dice adiós tras más de 60 años animando a los modelos de la firma alada inglesa.

Porque este bloque realizado de manera artesanal se estrenó en el año 1959 como ‘corazón’ del S2. Con una cilindrada de 6,2 litros se encargó de sustituir al anterior 6 cilindros de la marca. Tras varias modificaciones, en el año 1971 y con motivo de la llegada de la Serie T de Bentley, adoptó es extraño cubicaje de 6.75 litros.

Te puede interesar: Los 10 mejores Bentley de la historia

Sea como fuere, lo que es una realidad es que desde su aparición, la marca han construido un total de 36.000 motores de la serie L, todos fabricados en la factoría de Crewe, con un equipo de siete personas, más de 15 horas de ensamblaje y manteniendo esa configuración tan característica. Como es obvio, durante estos años la cifra de potencia ha evolucionado. Y es que de los 180 CV que impulsaban al S2 se ha pasado a nada menos que 530 CV y 1.100 Nm de par generados en el Mulsanne 6.75 Edition by Mulliner. En efecto, este será el modelo encargado de jubilar este V8, en una tirada de solo 30 unidades para todo el mundo.

Cada motor tarda 15 horas en ser ensamblado.

5 fotos

Ampliar

Peter Bosch, miembro del Consejo de Manufactura de Bentley, no pudo ocultar su emoción en sus palabras en las que comentaba que “nuestro venerable V8 de 6,75 litros ha impulsado al buque insignia Bentley durante más de seis décadas, por lo que se ha ganado su retirada. Estoy muy orgulloso de las generaciones de artesanos cualificados que han ensamblado meticulosamente cada uno de estos motores a mano a lo largo de los años. Que este motor resistiera durante tanto tiempo es un testimonio de los ingenieros que hacían que el motor fuera cada vez más potente, refinado y fiable. Ahora, esperamos con ansias el futuro de Bentley, impulsado por nuestro excepcional W12, el deportivo V8 de 4.0 litros y, por supuesto, nuestro eficiente V6 Hybrid, que marca el comienzo de nuestro viaje hacia la electrificación”.

La prueba soñada: Bentley Continental Cabrio

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche