Noticia

El uso de smartphones al volante es más peligroso que conducir bajo los efectos del alcohol

Ampliar

05 de marzo, 2012

Investigadores británicos han demostrado que utilizar un smartphone al volante es más peligroso que conducir bajo los efectos del alcohol o de las drogas. Sin embargo, el 8,5% de los automovilistas admite enviar correos electrónicos y actualizar sus perfiles en redes sociales a través de este tipo de dispositivos, al tiempo que conduce.

Los jóvenes han crecido al tiempo que la tecnología móvil evolucionaba y se expandía hasta convertirse en un instrumento vital para nuestra actividad diaria. Tanto es así que el 24% de los conductores entre 17 y 24 años, un colectivo ya de por sí con mayor probabilidad de sufrir un accidente, admite utilizar su smartphone mientras conduce.

Con el objetivo de analizar los efectos sobre los jóvenes que supone el uso de smartphones al volante para acceder a  Facebook, una investigación británica ha desvelado los siguientes datos:

  • El tiempo de reacción disminuye un 38%.
  • Los participantes fueron incapaces de mantenerse en el centro del carril.
  • No pudieron responder tan rápido a los cambios de velocidad del coche que circulaba delante de ellos.

Además, al comparar los resultados con estudios anteriores se ha demostrado que los efectos sobre los conductores son mayores que conducir bajo influencia del alcohol o drogas como el cannabis.

  • Utilizar un smartphone para consultar las redes sociales reduce el tiempo de reacción un 37,6%.
  • Redactar mensajes de texto reduce el tiempo de reacción un 37,4%.
  • Hablar a través del manos libres reduce el tiempo de reacción un 26,5%.
  • El cannabis reduce el tiempo de reacción un 21%.
  • El alcohol, teniendo en cuenta la tasa máxima permitida en Reino Unido (80 mg de alcohol por 100 ml de sangre), reduce el tiempo de reacción un 12,5%.

Los resultados reflejan la necesidad de tomar medidas al respecto, no sólo por parte de las autoridades, sino también por parte de las compañías de telefonía móvil. Informar a los automovilistas de los riesgos que corren en caso de utilizar su smartphone mientras conducen, al igual que se comenzó a hacer hace treinta años con el uso del cinturón de seguridad, podría reducir el número de accidentes en gran medida.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche