Noticia

El transporte público del futuro

Ampliar

06 de octubre, 2015

Para mejorar el transporte público, se han llevado a cabo investigaciones sobre las nuevas tecnologías para desarrollar una serie de soluciones, que harían que los usuarios ahorrasen hasta cinco minutos al día de su tiempo.

Los usuarios que se mueven habitualmente en transporte público soportan largas colas, pierden tiempo comprando los tickets de acceso y hacen perder tiempo al resto de los viajeros si tienen que pagar en mano cada billete para poder desplazarse.

Por este motivo y, a causa del XXII Congreso Nacional de Transporte Urbano y Metropolitano organizado por ATUC (Asociación de Empresas Gestoras de Transportes Colectivos), se han analizado las nuevas tecnologías, para llevar a cabo el desarrollo de un transporte más cómodo y accesible para todos.

Las soluciones para un transporte más eficiente

Son varios los puntos que se han tenido en cuenta, empezando por aumentar tan solo un 10% la velocidad del transporte, lo que supondría un ahorro de 5 minutos al día (un día al año) para cada usuario.

En segundo lugar, se ha negociado la posibilidad de pagar el transporte sin dinero físico. Algunas empresas ya están llevando a cabo pruebas que permiten pagar mediante tarjetas bancarias, lo que aumentaría la capacidad del transporte entre un 10% y un 50% y moderaría las largas colas de espera.

Otro de los proyectos pensados ha sido la idea de incluir cámaras de vigilancia en las puertas para poder contar el número de personas que entran y salen, y comprobar si se supera el número de plazas permitidas.

La simplificación de billetes es otra de las soluciones que se ha estudiado, ya que, un usuario puede necesitar incluso cinco billetes diferentes si se desplaza por distintos transportes. Por este motivo, se requiere un billete que sea válido para los diferentes medios de transporte.

La ciencia aplicada a los medios de transporte

La biometría, el reconocimiento de los humanos basado en sus rasgos físicos, es otra de las conclusiones a las que se ha llegado, con el fin de mejorar el transporte público en un futuro. Por ejemplo, el uso de la huella dactilar o el reconocimiento facial como método de pago, son algunas de las ideas que aumentarían la seguridad y la fiabilidad en los traslados.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche