El Toyota Mirai supera con éxito una prueba de larga de duración

El Toyota Mirai supera con éxito una prueba de larga de duración

31 marzo, 2016

Este vehículo, alimentado con hidrógeno, ha conseguido superar un test de 100.000 km realizada durante 107 días. Ha pasado por autovías, ciudades y autobahns, las autopistas alemanas sin límites.

Hasta que el vehículo eléctrico sea capaz de recorrer largas distancias, parece que la solución más cercana es el hidrógeno. De hecho, desde Toyota han querido dejarlo claro con una prueba de 100.000 km con su Mirai.

Este test ha durado varios meses. Comenzó el 21 de septiembre del pasado año y concluyó el 10 de febrero, una prueba que sin duda es bastante significativa a la hora de analizar lo que este vehículo puede ofrecer al usuario.

Desde el comienzo de la prueba, el Toyota Mirai ha estado circulando por Europa durante dieciséis horas diarias. Para completar el recorrido, necesitó repostar 400 veces con algo más de 1.000 kg de hidrógeno. También tuvo que cambiar de neumáticos dos veces y las pastillas de freno delanteras una vez.

La empresa encargada de desarrollar la prueba ha sido KJ Tech Services GmbH, de Hamburgo. Ocho conductores, dos turnos diarios durante seis días a la semana fueron necesarios para completarla en apenas 107 días.

El recorrido ha sido bastante variado: ha circulado por ciudad, carreteras secundarias, en vías rápidas y en autopistas alemanas sin límite (las famosas autobahns).

Además, el Toyota Mirai de la prueba no sufrió ninguna avería durante los test, incluso cuando tuvo que enfrentarse a temperaturas exteriores por debajo de los 20 grados centígrados bajo cero.

La marca japonesa también quiso conocer las impresiones de los conductores que probaron el vehículo durante tanto tiempo, algo que ya ocurrió cuando algunos famosos lo hicieron. Para ellos, su interior es atractivo y confortable, destacando el amplio habitáculo y la tapicería en asientos y volante. La potencia del vehículo, su suave aceleración y sus buenas sensaciones en curva también impresionaron a los pilotos.

Por otro lado, su repostaje es sencillo: solo necesita tres minutos y un mecanismo similar al utilizado con los vehículos de gasolina.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba