Noticia

El Tesla Model 3 Cabrio existe pero no es nada barato

8 fotos

Ampliar

23 de mayo, 2020

En California, el transformador Newport Convertible Engineering se ha atrevido a descapotar un Model 3 y convertirlo en un Model 3 Cabrio. Eso sí, su precio es para pensárselo dos veces.

Si eres un fan de Tesla y, además, te encantan los descapotables, seguramente estés esperando a que la firma californiana presente de una vez por todas la nueva generación del Roadster. Aunque también te puedes pasar por nuestra sección de coches de segunda mano y buscar las unidades del primero que queden. O entrar en la web de Newport Convertible Engineering, una empresa que lleva más de 30 años transformando vehículos en descapotables, y ver cómo luce un Tesla Model 3 sin su techo de vidrio para convertirlo en un Model 3 Cabrio.

Te puede interesar: El Autopilot de Tesla sube nuevamente de precio y no será la última vez

Antes de nada tenemos que avisarte de que si te gusta, estás de enhorabuena porque la empresa Californiana ha anunciado que lo distribuirá a cualquier parte del mundo. Si la silueta Cabrio encaja o no en el diseño del Model 3 es ya otro menester, pero lo que está claro es que tendrás un rara avis en el mercado.

Según la información que maneja Motor Trend hay dos opciones de capota, cada una con un coste: una con plegado manual, con una tarifa de 29.500 dólares (unos 27.050 €) y otra con accionamiento eléctrico que eleva el precio a los 39.500 dólares (36.220 €). Cuantía que tendrías que sumar al precio del coche, obviamente. Eso sí, independientemente de cuál elijas, lo que está claro es que la capota es de lona, como mandan los cánones y queda plegada justo sobre los asientos traseros.

En la parte central se ha colocado un arco.

8 fotos

Ampliar

Para conseguir un nivel de detalle idéntico al de si saliese de fábrica, desde NCE aseguran que completar la conversión lleva entre 2 y 3 meses ya que tienen que cortar, reforzar la carrocería y el chasis y agregar el techo para, finalmente, comprobar su estanqueidad. El único elemento que quizá chirría es el mantenimiento del pilar B, que es necesaria para incorporar un arco central, o una ventanilla trasera cuyo corte no es del todo regular, pero son algunos de los peajes que hay que pagar por tener un vehículo casi único porque si te pones a pensar, actualmente no existe ningún otro eléctrico descapotable de cuatro puertas.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche