El representante de Schumacher pide una disculpa pública de Alonso

14 septiembre, 2006

Willy Weber asegura que las palabras de Alonso suponen un insulto increible

Willy Weber asegura que las palabras de Alonso suponen un insulto increible

El representante de Michael Schumacher, Willi Weber, ha sido el primero en salir a la palestra para pedir a Fernando Alonso una disculpa pública por sus polémicas manifestaciones en las que aseguraba que el heptacampeón del mundo es el piloto más sancionado en la historia de Fórmula 1 .


“El comentario de Alonso supone un insulto increíble. El español es un buen piloto, pero habla demasiado y su comportamiento deja mucho que desear. Michael le responderá de forma conveniente en la próxima carrera”, advierte Weber, quien achaca las declaraciones de Fernando a la “frustración” de saber que va a perder el Mundial.


También en relación a Schumacher, Bernie Ecclestone, el mandamás de la Fórmula 1 , ha dicho estar convencido de que el ’kaiser’ no se retirará al término de esta temporada, pese al anuncio que realizó el pasado domingo, con lágrimas en los ojos, tras el Gran Premio de Italia celebrado en Monza. Ecclestone incluso apunta a Renault como próximo destino de Schumacher. En su día, el director general de Ferrari, Jean Todt, aseguró que Ecclestone no tenía ni idea de las cosas que hablaba.


Reclamación difícil


Mientras tanto, la reclamación que presentó Renault a la FIA por una presunta adulteración de los neumáticos Bridgestone que monta Ferrari sigue coleando, pero tiene pocos visos de poder progresar. El propio Alonso ha confesado que es una evidencia que no se puede demostrar. La foto realizada por uno de los técnicos de Michelin que se presentó como prueba, parece poco sólida.


Más polémicas. La FIA ha invitado a los organizadores y propietarios de los circuitos a no discutir sobre medidas de seguridad con los pilotos ya que, a juicio de este organismo, no son expertos en esta materia y pueden generar confusión. Esta respuesta llega en relación a las quejas mostradas por los pilotos en Monza, con amenazas incluso de boicotear este circuito si no se realizan mejoras.


Aunque la FIA asegura que las actuales barreras de seguridad cumplen todas las expectativas y frenarían un monoplaza a 200 km/h sin daños para el piloto, donde impactó el valenciano Adrián Vallés en la carrera de GP2 del pasado sábado no había protección alguna. El monoplaza del español impactó directamente contra el raíl de seguridad y el joven piloto de Teulada salió ileso de forma milagrosa. Por suerte, el aparatoso accidente no le impide probar esta semana el Midland, ahora rebautizado Skyper de F1, en el circuito de Silverstone.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba