Noticia

El Renault Megane 2015 se fabrica en Palencia

7 fotos

Ampliar

16 de noviembre, 2015

Hace apenas 6 meses que se lanzó el Renault Kadjar y ahora llega la segunda gran novedad de la marca, el nuevo Renault Megane, el modelo más vendido de la marca francesa. Esta cuarta generación comparte plataforma con el Kadjar y se produce en la factoría que la marca posee en Palencia.

La factoría de Palencia (Renault cuenta con otras tres, en Sevilla, Valladolid y Madrid) está de enhorabuena con la adjudicación de un modelo tan importante como el nuevo Renault Megane, que comparte la misma plataforma modular del Renault Kadjar.

Desde el lanzamiento de la primera generación (la que se presentó en el Salón de Frankfurt 2015 es la cuarta), el Megane ha estado siempre en los primeros puestos de ventas, la mayoría de las veces como líder indiscutible, de ahí la importancia de este compacto del segmento C, uno de los pilares económicos de Renault.

Para hacer frente a la gran demanda de ambos modelos (Kadjar y Megane) en apenas 18 meses se ha pasado de una plantilla de 1.900 a 4.200 personas, una excelente noticia, sin lugar a dudas. Además de este capital humano, Renault ha aportado una importante suma económica en la actualización de su línea de producción, que ahora cuenta con 874 robots en la parte de soldadura, donde, además, se llevan a cabo exhaustivos controles de calidad por parte de máquinas y personal altamente formado y cualificado.

Los controles de fabricación son exhaustivos.

7 fotos

Ampliar

La calidad es algo que el cliente debe sentir desde el primer instante en el que su mirada se fija en el vehículo. Para garantizar el mejor acabado de la pintura, la planta de Palencia estrena una nueva cabina de luz (la tercera que abre Renault) en la cual se realiza un control visual de su calidad. La más mínima imperfección se revela de forma evidente bajo la luz de sus focos.

Cada semana, un total de 20 unidades son retiradas de la línea de montaje y son sometidas a este examen para comprobar la calidad de su acabado, las posibles diferencias de tonalidades, remates… todo para garantizar la máxima satisfacción del cliente.

La cadena de producción de la factoría palentina ha tenido que adaptarse a la nueva plataforma modular denominada CMF C/D (Common Module Family segmento C y D) que comparten modelos como el Kadjar, el Espace o le nuevo Talisman. Gracias a la posibilidad de compartir elementos comunes (como el vano motor, la parte bajo caja, subchasis…), se dota de una gran flexibilidad productiva a las plantas, se mejora la calidad de fabricación y se contienen los costes de producción.

Para la fabricación del Megane, la fábrica de Palencia trabaja con el método «Full Kitting«, en el cual, cada unidad llega a la cadena de montaje con un cestón en el que se incluyen todos los componentes que debe equipar esa unidad concreta. De este modo se minimizan los posibles errores en las referencias de los componentes y se garantiza la máxima calidad en el proceso de fabricación con el menor coste. También se mejora la ergonomía de los puestos de trabajo y se reduce el riesgo de lesiones y posibles accidentes, pues las personas no tienen que hacer desplazamientos a por las piezas.

Por supuesto, el 100% de las unidades del nuevo Renault Megane (y Kadjar) que salen de la cadena de montaje son sometidos a un control de calidad que garantiza que todos los sistemas integrados funcionan correctamente.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche