El R28 estrenará alerón

12 marzo, 2008, modificada el 24 enero, 2011 por

Fernando Alonso “probará” el domingo en carrera el innovador alerón en forma de W con el que Renault ha trabajado en secreto durante la pretemporada en su túnel del viento. Queda por ver si el riesgo asumido reduce la ventaja con respecto a Ferrari y Mclaren.

Fernando Alonso “probará” el domingo en carrera el innovador alerón en forma de W con el que Renault ha trabajado en secreto durante la pretemporada en su túnel del viento. Queda por ver si el riesgo asumido reduce la ventaja con respecto a Ferrari y Mclaren.

Sigue aquí toda la actualidad de la Fórmula Uno


 


El pasado 7 de febrero esta web publicaba la existencia de unos rumores que hacían referencia a la posibilidad de que el equipo Renault estuviera trabajando en secreto, en su túnel del viento, con un alerón trasero en forma de W. Semejante tecnología revolucionaria, al parecer, permitiría al monoplaza que pilota Fernando Alonso recortar entre 3 y 4 décimas de segundo por vuelta, más o menos la distancia que a tenor de lo visto en la pretemporada le separa de sus rivales.


 


Incrédulos, en España se le concedió poca credibilidad a dichas informaciones que aparecían en el portal de internet holandés f1today.nl, pese a que citaba como origen del rumor a una fuente de la propia escudería francesa. No parecía lógico, ni creíble, que Renault esperase al arranque del Mundial –el próximo 16 de marzo en Albert Park, Melbourne- para jugársela con el “ala de gaviota”. Tampoco se identificaba esta forma de proceder con el habitual método de trabajo conservador de Bob Bell ni Tim Densham, creadores del R28 y de los campeones R25 y R26, que nunca destacaron por sus innovaciones revolucionarias.


 


Casi un mes y medio después, sin noticia alguna al respecto, la incertidumbre se ha apoderado del aficionado español, que ha visto como Fernando asistía expectante a las demostraciones de fuerza que ensayo tras ensayo ejecutaban Ferrari y Mclaren. Una pretemporada desalentadora que ha cubierto buena parte del trecho entre los circuitos de Jerez y Montmeló.


 


Alonso, por su parte, no ha levantado la voz. No estila el ovetense realizar declaraciones altisonantes pero si suele mostrar su preocupación y desencanto cuando las cosas no marchan bien o no se cumple con el trabajo debido. Su carácter extremadamente competitivo le delata. Su gesto se vuelve rancio y afilado. Frunce el ceño.


 


No ha sido la nota predominante, más bien todo lo contrario. Alonso se ha mostrado distendido, despreocupado, conciliador. Como quien esconde un As en la manga.


 


La pasada semana el asturiano se atribuía un 30% de posibilidades de pelear por el Mundial. Y extrañaba, mucho. ¿Cómo? El medio segundo de desventaja con respecto a Ferrari y Mclaren, con el que a priori se inicia el circo de la F1, se antojaba insalvable, al menos hasta mediados de campeonato. Para entonces ya sería tarde.


 


Sin embargo, Alonso se dedicaba en la pretemporada a asegurar la fiabilidad del R28, a perfeccionar hasta el límite las paradas en boxes… Hoy se confirma la noticia y el traje del R28 vestirá sus mejores galas el domingo con un alerón en forma de W. Alonso guardaba una gaviota en la chistera y el margen de reacción de sus competidores queda reducido a cero. Falta por ver si el riesgo asumido en el túnel del viento da sus primeros frutos en Albert Park.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba