Noticia

El Q5, premiado

Ampliar

22 de diciembre, 2008

Modelo estratégico para la marca, el nuevo Audi todocamino recibe un galardón que avala la eficacia de su carrocería.

Modelo estratégico para la marca, el nuevo Audi todocamino recibe un galardón que avala la eficacia de su carrocería.

Gracias a su inteligente diseño en construcción ligera, a su aerodinámica, las innovadoras tecnologías y la eficiencia de su proceso de producción, el Audi Q5 ha conseguido el prestigioso galardón Euro Car Body Award. Por tercera vez en solo seis años, la marca de los cuatro aros recibe la distinción más importante en este campo, como reconocimiento a su eslogan A la vanguardia de la tecnología en materia de fabricación de carrocerías.


Audi consiguió el Euro Car Body Award en 2003 y en 2006 por las carrocerías del A8 y el TT respectivamente. Ambas están fabricadas casi por completo en aluminio utilizando la tecnología Audi Space Frame (ASF). Por su parte, la carrocería del SUV de alto rendimiento, el Audi Q5, está realizada en acero. En este caso, la compañía con sede en Ingolstadt también ha desarrollado soluciones vanguardistas. Gracias a su experiencia con el aluminio, Audi también ha impulsado firmemente las bases para la construcción en acero durante años.


Michael Dick, director de Desarrollo Tecnológico de Audi AG, asegura: nuestra victoria en este prestigioso trofeo nos llena de orgullo. Es una muestra de nuestra superioridad mundial en fabricación de carrocerías, uno de nuestros principales puntos fuertes.


Frank Dreves, director de Producción, añade: este triunfo también supone un reconocimiento a la excelente precisión en los procesos de fabricación de carrocerías por la que Audi siempre ha destacado. Calidad ultra-premium es siempre nuestro credo, tanto en el diseño como en la planificación del producto, la fabricación de utillaje, la construcción de carrocerías, el ensamblaje o la pintura.


Simbolizado por un trofeo de bronce, al Euro Car Body Award aspiran los candidatos seleccionados por un jurado de especialistas que se reúnen en el Círculo Internacional de Automóvil en Hanover, Alemania. En una conferencia en Bad Nauheim, Alemania, 550 expertos de todo el mundo en fabricación de carrocerías dieron como ganador al Audi Q5 por delante de 12 competidores.


El Audi Q5 tiene la carrocería más liviana en el segmento SUV compacto. Sus 355 kg quedan por debajo de sus competidores. El Audi Q5 también lidera la categoría en lo que se refiere al ratio rigidez/peso, la relación entre el peso, la rigidez torsional y el tamaño, gracias a la utilización de una gran cantidad de componentes realizados con materiales ligeros.


Los topes de los paragolpes, que sobresalen por delante de las vigas transversales frontales, y las traviesas que los conectan están realizados en aluminio, lo que permite ahorrar casi cinco kilos. Algunas de las piezas de chapa que conforman la sección del piso trasero se han laminado con un espesor variable que permite un ahorro de 1,9 kilogramos. Este es otro ejemplo más de la excelencia pionera de Audi. El capó y el portón posterior están realizados en aluminio, lo que permite una reducción de peso de 15,7 kg comparado con la fabricación en acero.


No obstante, en la parte central de la carrocería se encuentran las unidades de acero conformado en caliente. Estos componentes de ultra-alta resistencia se utilizan para las vigas longitudinales, en los refuerzos del túnel central, en los umbrales laterales, en los pilares B y en el mamparo transversal.


La utilización de estos componentes inusualmente ligeros no sólo posibilita que la carrocería del Audi Q5 resulte extremadamente rígida y resistente a los impactos, sino que también sienta las bases para un manejo preciso y un confort excepcional en lo que se refiere a vibraciones.


Con un peso en su conjunto de apenas 44 kg, los componentes conformados en caliente suponen no más del doce por ciento del total de la carrocería, y ahorran 15 kg respecto a materiales convencionales. Esto reduce el gasto energético en el proceso de producción, y el consumo de combustible para los clientes.


Audi ha instalado dos líneas de producción dedicadas a la conformación de acero en caliente en la factoría de Ingolstadt. Las planchas de chapa realizadas en aleación de acero al boro pasan lentamente por unos largos hornos en los que se calienta la chapa hasta unos 900ºC. Luego se enfrían con agua a presión hasta llegar a los 300ºC. Como resultado de este proceso, la resistencia a la tensión se triplica hasta un máximo de aproximadamente 1.500 megapascales.


Además de su construcción ligera, otros factores jugaron un papel fundamental en la consecución del “Euro Car Body Award”. La carrocería del Audi Q5 destaca por su favorable coeficiente aerodinámico, de sólo 0,33. Esto es debido en parte a que los bajos de la carrocería están completamente carenados con paneles, lo cual mejora el coeficiente aerodinámico en 0,02.


Otros factores adicionales incluyen numerosos procesos optimizados en la producción. La carrocería del Audi Q5 comparte con gran flexibilidad la misma línea de montaje que el Audi A4 Avant en la factoría de Ingolstadt: el grado de integración está próximo al cien por cien. Para unir los paneles metálicos Audi utiliza métodos de alta tecnología como la soldadura por plasma. Esta técnica facilita la consecución de uniones perfectas, como las de los paneles laterales con el techo y el panel trasero.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche