Noticia

El semáforo eléctrico cumple 90 años

Ampliar

06 de agosto, 2014

El 5 de agosto de 1924, la compañía Siemens revolucionó la gestión del tráfico urbano con la creación de su primer semáforo eléctrico, un elemento que se situó en la Postdamer Platz de Berlín, el cruce europeo más activo de la época.

Hoy en día los vemos como un compañero de viaje diario más. Para los aficionados al mundo de las carreras, es el elemento que «provoca» uno de los momentos más emocionantes de la competición. Pero su mayor mérito es haberse convertido con el tiempo en el gestor del tráfico urbano más eficaz de la historia. Hablamos del semáforo eléctrico, que cumple este mes de agosto 90 años.

Siemens destaca que, aunque 10 años antes se habían probado prototipos eléctricos en Cleveland (Ohio), este avance fue clave en la modernización de las infraestructuras básicas de las principales urbes a nivel mundial, al mejorar de forma considerable su circulación. El primer semáforo eléctrico entró en funcionamiento el día 5 de agosto de 1924 en la Postdamer Platz de Berlín.

Los orígenes del semáforo como tal se remontan a 1868, año en el que se instaló el primero del mundo en la Plaza del Parlamento de Londres. Se trataba de un modelo que durante el día funcionaba con un sistema de brazos automatizados y por la noche con una linterna de gas inflamable. Desde entonces, el semáforo no ha parado de evolucionar.

Tras el hito marcado por Siemens con su modelo eléctrico, en 1933 Copenhague estrenó un semáforo que incluía la primera luz peatonal. 19 años más tarde, Nueva York empezaba a utilizar los famosos modelos que incluían los mensajes para peatones ‘no caminar’, que pronto también empezarían a usarse en Alemania, pero con las palabras ‘espera’ y ‘ya’.

En 1961 aparecería el mítico muñeco peatonal, diseñado por el psicólogo Karl Peglau en la Alemania Oriental. La mujer peatón tuvo que esperar hasta 2004 para formar parte del semáforo.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche