Noticia

El primer coche de reparto autónomo sin conductor ya puede operar

2 fotos

Ampliar

05 de marzo, 2020

El Nuro R2 es, oficialmente, el primer coche de reparto autónomo sin conductor. Las autoridades estadounidenses le han dado la licencia para operar.

Hace apenas dos años, Nuro, una compañía creada por dos ex ingenieros de Google, presentaba al público su concepto de coche autónomo, sin conductor, de reparto. Bajo la denominación de Nuro R1, prometía hacer la vida de los usuarios más fácil (aunque a los repartidores humanos no les hiciera demasiada gracia).

Ahora, en 2020, la misma compañía ha evolucionado su concepto, bajo el nombre de R2 y ya lo está probando, al parecer con éxito, en algunas zonas residenciales de Estados Unidos. Uno de los requisitos necesarios, el de los permisos, ya lo ha superado.

Puede que te interese: Asesinar o suicidar, ése es el dilema del coche autónomo

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras del Departamento de Transporte de EE.UU. ya ha permitido a Nuro R2 transitar legalmente sin conductor en el país para proporcionar servicios de entrega local de restaurantes, supermercados y otros negocios.

El Nuro R2 vehículo funciona exclusivamente utilizando un sistema de conducción automatizado, con lo que no es necesaria la presencia de un conductor humano ni, sobre todo a la hora de ser homologado, de otros aspectos convencionales de un vehículo para pasajeros, como son los espejos retrovisores o un parabrisas transparente. Igualmente, no lleva tampoco volante o pedales.

Nuro R2, coche de reparto autónomo

Nuro R2

En cuanto a su habitáculo, está diseñado especialmente para transportar pequeñas mercancías o comida preparada para repartir a domicilio, por lo que su temperatura interior se puede controlar. Asimismo, el R2, que mide 2,7 metros de largo y tiene una capacidad de 600 litros, es totalmente eléctrico y su batería puede aguantar una jornada laboral sin dificultad.

Los 5 niveles de la conducción autónoma

El Nuro R2 tiene un chasis de mayor durabilidad que el de su predecesor y una parte frontal especialmente diseñada para proteger a los peatones, absorbiendo la energía en caso de colisión; incluso puede llegar a colapsar hacia adentro para proteger mejor a los que están fuera del coche, según la empresa.

Nuro contará con permiso para operar durante dos años de manera condicional, debiendo presentar informes sobre el sistema de conducción autónomo y notificando adecuadamente a las comunidades donde se implementará el R2. Este permiso permitirá a Nuro producir y desplegar 5.000 vehículos R2 durante dicho periodo.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche