El Porsche 917 de McQueen a subasta

El Porsche 917 de McQueen a subasta

14 agosto, 2017

El Porsche 917 de Steve McQueen será subastado en Pebble Beach, California durante su Concurso de Elegancia, uno de los más conocidos del mundo. Esta unidad del Porsche 917 fue la que participó en la famosa películo "Le Mans".

Los consursos de elegancia son ocasiones perfectas para ver ejemplares únicos, “unicornios del automovilismo”. El California se celebra uno de los más importantes del mundo, concretamente en Pebble Beach, Monterrey. Para aquellos a los que les gusta el cine y los coches existe un gran icono, Steve McQueen. Pues bien, ahora sale a subasta en el famoso consurso de elegancia californiano un Porsche 917 extremadamente conocido y aclamado, con esta unidad la firma de Stuttgart ganó las 24 Horas de Le Mans en 1970 y 1971, imponiéndose ante los todopoderosos Ferra y Ford, dominadores en los 60. Aunque el 917 es un modelo ganador de la más prestigiosa carrera de resistencia en el mundo no se queda ahí, este también es una estrella de cine.

La unidad a subasta tiene un valor aproximado de 14,4 millones de euros, te hablamos de las joyas presentes en Monterrey y ninguna es barata, posee el número de chasis 917-024 por lo que podemos saber que fue pilotado por Brian Redman y Mike “The Bike” Hailwood durante las 24 horas de Le Mans en 1970, con él se logró el mejor tiempo durante la clasificación, pero no llegó a ganar la carrera. Este bólido nacido para las carreras monta un motor de 5,0 litros de cubicaje y 12 cilindros, refrigerado por aire, capaz de rendir 600 CV de potencia. Tras su participación en la carrera francesa pasó a ser propiedad del suizo Jo Siffert, un afamado piloto de la firma de alemana, ganador de las 24 horas de Daytona o las 12 horas de Sebring, también se alzó con los laureles en la Targa Florio.

Steve McQueen ya se había consagrado como una estrella del celuloide en 1970, cuando decidió realizar una película sobre las 24 Horas de Le Mans, su proyecto personal, él era su actor y su productor. McQueen quiso correr la carrera con diversas cámaras instaladas en el coche de competición, cosa que no fue posible. Entonces, es cuando su productora, Solar Productions, propuso alquilarle a Siffert el Porsche 917. Finalmente fue uno de los tres que participaron en la película, con el actor estadounidense al volante.

McQueen fue el más claro exponente de una pasión, el más importante de los pilotos de la historia del séptimo arte. El propio Steve confesaba que tenía una pasión, el motor. Ejemplo de esta afición desmedida son algunas de sus películas, en las que corrió con coches y motos. Antes de “Le Mans” huia de los nazis en una Triumph en “La Gran Evasión”, escanas en als que no necesitaba dobles y que él mismo impulsaba, “Bullit” sigue teniendo una de las persecuciones más épicas en el cine.

Porsche 917 subastado en Pebble Beach.
Porsche 917 subastado en Pebble Beach.
Ampliar

La película en la que aparece el protagonista de este artículo, “Le Mans”, fue rodada en los escenarios reales de Francia durante 16 semanas, con un presupuesto de seis millones de dólares y se considera una de las mejores películas de carreras. El inconveniente, fue su mala acogida en la taquilla al asemejarse mucho a un documental, esto llevó a la quiebra a la productora de McQueen.

Un documental sobre el rodaje de “Le Mans” y Steve McQueen, titulado “The Man & Le Mans”, se estrenó en 2015, con éste se recuperó la memoria sobre la película y el personaje que han generado mayor expectación sobre este coche. Gooding & Company, la empresa que organiza la subasta de Pebble Beach desde 2004, realizará la venta el viernes 18 de agosto.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba