Noticia

El Plan PIVE genera 296 millones de recaudación fiscal

Ampliar

23 de enero, 2013

El Plan PIVE de incentivos a la compra de coches, que agotó su presupuesto el pasado 10 de enero, ha generado una recaudación fiscal de 296 millones de euros y un impacto económico total de 930 millones de euros, al tiempo que ha ayudado a mantener o generar 4.500 empleos y a contener el IPC en 0,15 puntos.

Así lo expone el vicepresidente ejecutivo de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Mario Armero, quien ha asegurado que el Plan PIVE ha sido un «absoluto éxito» del Ministerio de Industria, del ministro José Manuel Soria y del conjunto de la sociedad.

Por ello, Anfac y el resto de asociaciones del sector han pedido al Gobierno la renovación del plan o la puesta en marcha de otro similar, pues, de lo contrario, las ventas de coches podrían caer este año al mínimo histórico de 630.000 unidades.

En cambio, Armero aseguró que su «aspiración» es que, con incentivos a la compra y con la «ansiada» recuperación económica en el segundo semestre, se pudiera llegar en 2013 a un nivel de entre 850.000 y 900.000 matriculaciones.

El Plan PIVE generó una recaudación total de 296 millones a través del impuesto de matriculación y del IVA abonado por los 75.000 vehículos que se acogieron al programa. De ellos, 25.000 automóviles corresponden a demanda adicional generada por el plan, que han procurado unos ingresos fiscales de 110 millones de euros.

El programa contó con un presupuesto de 75 millones, que, una vez descontados a los 296 millones de recaudación, generan unos ingresos fiscales netos de 221 millones. Además, el impacto directo, indirecto e inducido sobre el conjunto de la economía asciende a 930 millones de euros, aportando al mismo tiempo una reducción de 0,15 puntos al IPC general, lo que ha propiciado un recorte del gasto público de 200 millones en distintas partidas indexadas al IPC.

Impacto sobre el empleo

Armero explicó que el Plan PIVE ha permitido conservar o generar un total de 4.500 empleos (el 30% correspondería a puestos de nueva creación). En cuanto a la actividad de la industria española, ha elevado la producción de coches en 26.000 unidades, de las que 6.000 aproximadamente han correspondido a demanda nacional.

Por lo que respecta al impacto medioambiental, el achatarramiento de 75.000 coches con más de 17 años de antigüedad media y su sustitución por vehículos nuevos ha reducido un 45% el consumo de carburante, con un ahorro estimado de 60 millones de euros, y ha recortado un 52% las emisiones de CO2.

Otros sectores beneficiados por el programa, según Anfac, son el reciclado o las financieras de marca, que han asumido el papel de los bancos y alcanzan una cuota del 61%, el doble que en 2007, con el 85% de las solicitudes de crédito aprobadas y con una morosidad muy inferior a la del conjunto del sector financiero.

Mario Armero elogió la «excelente» gestión del PIVE realizada por el IDAE, con 5.000 expedientes tramitados al día, y subrayó que lo más importante del plan es que ha sido «útil» para la sociedad. Por último, reconoció que, en la actual situación de necesidad de financiación del país, es más difícil pensar en suprimir el Impuesto de Matriculación que en poner en marcha planes de incentivo, que tienen un efecto inmediato sobre la recaudación.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

  • Jode...

    El sector del automóvil lo pide a gritos sobre todo si sale ganando todo el mundo.
    No se entiende porque no siguen con este tipo de ayudas

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche