El pelo largo y las mujeres, ¿peligro para la circulación?

El pelo largo y las mujeres, ¿peligro para la circulación?

23 noviembre, 2017

¿El pelo largo, un frasco de perfume o los tacones son causas de accidentes de tráfico? ¿Hasta qué punto se debería regular el circular con el pelo suelto? Si todas estas preguntas le parecen absurdas, en China es algo que se han tomado muy en serio.

En uno de los países más habitados del mundo, 1.379 millones de habitantes, no parece que conducir sea tarea de novatos.

Pelo largo, tacones y perfume pueden causar accidentes

Con una costumbre, relativamente reciente al uso del automóvil para desplazarse, China se ha convertido en un hormiguero de automóviles que forman atascos kilométricos. Atascos provocados muchas veces por accidentes.

Es en este marco, el Ayuntamiento de Shanghái ha considera oportuno enviar a cada domicilio un manual de buena circulación.

Hasta aquí, todo bien. Sin embargo, destaca un factor interesante. Las autoridades han otorgado una gran importancia al sexo femenino.  Atribuyen, por ejemplo, al pelo largo la culpa de provocar accidentes por entorpecer la visibilidad de la conductora.

Pautas a seguir, según el manual

  • No ir al volante con el pelo suelto. Puede poner en peligro a la conductora. Explican: “Aunque el pelo largo es bonito, impedirá a las mujeres ver otros coches aproximándose por ambos lados”.

Además el pelo largo puede enredarse en el volante, bloqueando así la posible maniobra que deba              realizarse.

  • El perfume. Este es, junto con el pelo, uno de los puntos más importantes. Explica: “en caso de accidente puede causar una explosión”.
  • Tacones de más de 4 centímetros. Afecta a la aceleración o frenado.

 

Sin duda, son elementos que no se han comprobado a través de ningún estudio exhaustivo. Sin embargo, por sentido común, es más lógico pensar que el pelo largo es más molesto a la hora de conducir que el pelo corto o recogido. Que los tacones, al igual que las chanclas, entorpecen la sensibilidad del conductor.

La polémica creada con el manual de buena circulación, del Ayuntamiento de Shanghái, viene por el toque machista que se percibe al no encontrar ningún capítulo que vaya destinado a los hombres.

Se denota, de esta manera, un claro sexismo que en España, tal y como están las cosas, rápidamente sería pasto de la ira de muchas conductoras y no conductoras que se verían afectadas, de forma directa, por esta ‘discriminación’ por sexo.

No sabemos hasta qué punto la información proporcionada por el Ayuntamiento de Shanghái es cierta. Lo que sí sabemos es que tanto hombres como mujeres sufren accidentes de tráfico todos los días, llevan el pelo largo y corto, indistintamente y utilizan perfume a diario.

Avances en la lucha contra el machismo 

Estas restricciones en China contrastan con la apertura de mentalidad en uno de los países donde la libertad de la mujer sigue estando en el debate público, Arabia Saudí.

El país de los petrodólares fue noticia en los medios internacionales por la nueva Ley aprobada, por el rey Salmán, en la que se permitirá a las mujeres conducir a partir de junio de 2018. Pero como todo avance es lento, esta Ley sigue sin dejar total libertad a la mujer.

Mujer saudí conduciendo.
Mujer saudí conduciendo.
Ampliar

Las conductoras saudíes tendrán que ir siempre acompañadas de su ‘mahram’, familiar masculino encargado de ‘acompañar’ a las mujeres de la familia.

A pesar de todo, con esta nueva Ley, las mujeres saudíes tendrán la posibilidad de acceder a puestos de trabajo que antes no podían por distancia.

Detrás de este avance, en cuanto a derechos básicos de la mujer, se intuye la influencia ejercida por el príncipe heredero, Mohamed Bin Salmán. Por su juventud, se podría decir que busca una modernización del país y el impulso económico que darán las mujeres gracias al poder desplazarse en automóvil hasta su lugar de trabajo.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba