Noticia

El nuevo protocolo anticontaminación de Madrid entra en vigor

Ampliar

02 de febrero, 2016

Madrid ha incumplido en 2015 los niveles máximos de dióxido de nitrógeno establecidos por la Unión Europea. Parece que el Ayuntamiento no está dispuesto a volver a incumplir y ha elaborado un nuevo plan, más restrictivo, que ya ha entrado en vigor.

El nuevo protocolo contra la contaminación del Ayuntamiento de Madrid ha entrado en vigor, con medidas que endurecen las restricciones al tráfico en episodios de alta polución y rebajan los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2), a partir de los cuales se limita la velocidad, el aparcamiento o el acceso de coches al centro de la ciudad.

Este nuevo protocolo ha sustituido al aprobado durante el mandato de la alcaldesa Ana Botella, que se estrenó en noviembre y, por vez primera en la historia de la ciudad, primero limitó a 70 kilómetros por hora la velocidad en la M-30 y luego prohibió aparcar en las zonas de estacionamiento regulado del centro de la ciudad a los no residentes.

A pesar de la activación del protocolo, no se llegó al escenario 3, que preveía la restringir la circulación al 50% de los vehículos según el número par o impar de sus matrículas. Con el nuevo plan anticontaminación, la restricción al tráfico no se limitaría al 50%, sino que podría ser al 100%, es decir, ningún vehículo podría circular por la M-30 y lo queda circundado por ella. Sin embargo, está situación solo se alcanzaría en situaciones muy excepcionales, hasta ahora inéditas, cuando se superen los 400 microgramos de NO2 por metro cúbico y la meteorología sea desfavorable.

La contaminación de Madrid ha pasado a ser un problema de primer orden para el nuevo equipo de gobierno, ya que el pasado 2015 la ciudad incumplió, por sexto año consecutivo, el límite de dióxido de nitrógeno permitido por la Unión Europea, lo que conlleva multas desde Bruselas.

Así es el nuevo protocolo anticontaminación

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche