Noticia

El nuevo Gobierno plantea actualizar el carnet por puntos y reducir el límite de velocidad

Ampliar

04 de julio, 2018

El ministro del Interior ha avanzado las prioridades de su departamento en materia de tráfico, siendo la actualización del carnet por puntos, una posible reducción de límite de velocidad en las carreteras secundarias y la protección de motoristas y ciclistas los puntos clave de su programa.

Durante su comparecencia ante la comisión de Interior del Congreso de los Diputados, el recién nombrado ministro Fernando Grande-Marlaska ha avanzado las principales líneas de actuación y prioridades de su departamento tras el cambio de Gobierno, que tendrán como objetivo “abordar una reforma completa” del marco jurídico que regula el tráfico y la seguridad vial.

Con el primer texto del anteproyecto de la Ley de Tráfico ya elaborado y en la fase inicial de su tramitación, el ministro ha indicado que la intención es llevar a cabo “modificaciones puntuales” de la Ley de Tráfico “para resolver problemas concretos” y “dar respuesta a los desafíos de la movilidad”.

Las propuestas más destacadas son la intención del Ejecutivo de actualizar el carnet por puntos y el análisis que se llevará a cabo para decidir si se reduce o no el límite de velocidad máxima en las carreteras secundarias, que son las que más siniestralidad registran y que actualmente tienen fijada la velocidad máxima, dependiendo de la anchura del arcén, en 90 y 100 km/h.

Puede que te interese: Cómo hacer el curso de recuperación de puntos del carnet

Además, Grande Marlaska ha puesto el foco en el consumo de alcohol y drogas, las enfermedades limitativas de la conducción, la nueva movilidad urbana, la conducción autónoma, las normas de circulación y la educación vial, al tiempo que ha asegurado que velará “especialmente” por los colectivos más vulnerables, como los motoristas, los ciclistas y los peatones.

Las distracciones por el uso del móvil son la primera causa de accidente

En concreto, según ha apuntado Grande-Marlaska, también es su intención actualizar el Plan de Seguridad para las motos del año 2008 y llevar a cabo actuaciones para evitar las distracciones causadas por “chatear conduciendo”, que, según el ministro, “fueron la primera causa de los accidentes mortales por delante de la velocidad y del alcohol”.

Asimismo, ha expresado que el Gobierno quiere poner el foco en los accidentes en las ciudades para seguir promoviendo las ciudades seguras; atender de manera especial a los vulnerables y a las furgonetas. Además, sostiene que va a utilizar las nuevas tecnologías para “ayudar, impulsar y aprovechar” los avances en seguridad de la industria del automóvil, como son el coche eléctrico, el coche conectado y la conducción autónoma.

También es un objetivo del Gobierno cooperar más con Iberomérica, “ya que los accidentes de tráfico y sus consecuencias son uno de sus principales problemas”. “Tenemos la obligación ética y moral de trasladar la experiencia española en seguridad vial a la región“, ha defendido.

La educación es pilar fundamental de la seguridad vial

Tras enumerar estos objetivos, el responsable de Interior ha pedido “ayuda y colaboración” a todos los grupos parlamentarios “para que la Seguridad Vial siga siendo una política de Estado, para salvaguardar el consenso que los ciudadanos quieren y esperan y para, entre todos, seguir haciendo pedagogía sobre los valores de la seguridad vial”.

En este punto, ha resaltado la importancia de la educación y la formación que, a su juicio, son “el pilar fundamental de la seguridad vial”. Además, sostiene que el cumplimiento de la Ley de Tráfico “es la forma más efectiva de reducir los accidentes, los muertos y los heridos”. “Los países que obtienen mejores resultados son los que disponen de sistemas de autoridad más eficaces”, ha sentenciado.

Durante su intervención, ha elogiado la labor de Protección Civil tanto en el ámbito de la Seguridad Vial como en otros, al tiempo que ha afirmado que otra de las líneas generales es el desarrollo de la Ley 17/2015, de 9 de julio, del Sistema Nacional de Protección Civil y la continua mejora de la gestión de las emergencias.

Grande-Marlaska ha destacado que hay más de 1.200 muertos en las carreteras a pesar de los “avances” en esta materia. Por ello, justificado que el Gobierno priorice la seguridad vial sobre cualquier otra consideración en la gestión del tráfico. “No estamos dispuestos a negociar el tráfico a cambio de vidas humanas y hay que colocar a las víctimas en el centro de la política de seguridad vial”, ha aseverado.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • francisco

    vamos a ver yo me hice el carnet en alemania y e estado 42 años viviendo allii y sin tener tanto tanta como dice el señor ministro, que se rire una temporada conduciendo alli i vera donde esta llas diferencias,y donde estan las mejoras que se deverian hacer pues mucho bla bla pero de lo demas nada

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche