El nuevo Ford Mustang recurre a tecnologías para atletas de élite

El nuevo Ford Mustang recurre a tecnologías para atletas de élite

Ford ha implementado la suspensión del renovado Mustang con una tecnología utilizada por atletas que han sufrido algún tipo de amputación en las piernas.

Tener y conducir un Ford Mustang es ya un acto de disfrute en sí mismo, pero con el restyling que ha experimentado hace nada la alegría de sus futuros usuarios va a ser mayor aún. El motor 2.3 Ecoboost ha rebajado su potencia en 30 CV, hasta quedarse en los 290 CV. Sin embargo, el poderoso V8 de cinco litros cuenta ahora con más caballería para declarar 450 CV (32 CV más). Además, este último puede asociarse a una nueva transmisión automática de 10 marchas. Evidentemente, la alternativa más atractiva es la más potente. La marca del óvalo azul acaba de anunciar que está utilizando en este nuevo modelo una tecnología para mejorar aún más la experiencia de conducción. Se trata de un líquido magnético que va en los amortiguadores con el fin de aumentar la estabilidad, mejorar el comportamiento deportivo y ofrecer una frenada más suave.

Presentación y prueba del renovado Ford Mustang 2018

Nueva suspensión de dureza variable

Esta técnica es la misma que usan los deportistas de élite con amputaciones en las piernas por encima de las rodillas para mejorar sus articulaciones artificiales y que estas absorban mejor los impactos. “La utilización del MRF en los amortiguadores de la suspensión MagneRide del Mustang garantiza que el coche ofrezca una conducción suave. Los sensores registran las condiciones en carretera y los electroimanes controlan las partículas de hierro suspendidas en aceite dentro de los amortiguadores. El campo magnético se ajusta automáticamente 1.000 veces por segundo para alinear las partículas en cada uno de los amortiguadores, para que sean más firmes en giros bruscos o más suaves para permitir un desplazamiento más cómodo”, explican en Ford.

El vicepresidente de Desarrollo de Producto de la compañía, Joe Bakaj, asegura que esta suspensión MagneRide ayuda a los conductores del Mustang a reaccionar ante condiciones variables en tiempo real ofreciendo la respuesta exacta para cada situación.

Recordemos que el nuevo Mustang va a llegar a nuestro país el próximo mes de junio (desde 41.300 euros) y ya equipará esta innovadora tecnología de serie.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba