Noticia

El Museo Mercedes-Benz contará con un aparcacoches autónomo

Ampliar

24 de julio, 2019

Las autoridades de Baden-Württemberg han aprobado el sistema de estacionamiento sin conductor y sin supervisión humana, que será usado a diario en el aparcamiento del museo de la compañía automovilística alemana en Stuttgart.

Bosch y Daimler han conseguido desarrollar el primer servicio de estacionamiento completamente automatizado, aprobado oficialmente para su uso diario. Para acceder a este aparcacoches autónomo solo se necesita una aplicación para smartphone, ya que no requiere conductor de seguridad.

Según las dos compañías, su máxima prioridad para el servicio de estacionamiento sin conductor ha sido la seguridad. Sin embargo, aún no existe un proceso de aprobación oficial para las funciones de conducción completamente automatizadas. Por este motivo, las autoridades locales fueron las encargadas de supervisar el proyecto, con el objetivo de evaluar la seguridad operativa de la tecnología automotriz y del aparcamiento.

Asesinar o suicidar, ese es el dilema del coche autónomo

Bosch y Daimler comenzaron a desarrollar un aparcamiento sin conductor en 2015. Pero, fue en el verano de 2017, cuando consiguieron alcanzar el aparcamiento automatizado en condiciones reales, con y sin conductores al volante. A partir de 2018, los visitantes del Museo Mercedes podían utilizar el servicio de aparcamiento acompañados por personal de seguridad capacitado y compartir su experiencia.

Conseguir la aprobación final de las autoridades es otro hito importante para Bosch y Daimler. Pronto, las partes interesadas podrán experimentar el innovador servicio de aparcamiento sin aparcacoches en las operaciones diarias en el aparcamiento del museo en Stuttgart sin supervisión adicional de un conductor de seguridad.

Aparcacoches autónomo: aparca en el Museo Mercedes con tu móvil

Al llegar al aparcamiento, el usuario sale del vehículo y con solo tocar la pantalla de un teléfono inteligente al coche se le asigna una plaza para ser estacionado y aparca, sin necesidad de un conductor. Más tarde, el coche regresa al punto de entrega exactamente de la misma manera. Este proceso se basa en la interacción entre la infraestructura inteligente del garaje de aparcamiento suministrada por Bosch y la tecnología automotriz de Mercedes-Benz. Según sus desarrolladores, el vehículo sin conductor detecta a los peatones y otros automóviles en su camino y se detiene de manera fiable cuando encuentra un obstáculo.

Te puede interesar: Por qué el coche autónomo puede ahorrar espacio para aparcar

Además, los sensores Bosch en el aparcamiento vigilan el carril de conducción y sus alrededores y brindan la información necesaria para guiar al vehículo. La tecnología en el automóvil convierte los comandos de la infraestructura en maniobras de conducción. De esta manera, los coches pueden incluso subir y bajar rampas para moverse entre los distintos pisos del aparcamiento.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche