El mundial más emocionante

La Fórmula 1 nos ha deparado en este año un espectáculo al que no nos tenía acostumbrados. En la última carrera de la temporada puede pasar cualquier cosa, con tres aspirantes al título que han protagonizado un sinfín de situaciones comprometidas

La Fórmula 1 nos ha deparado en este año un espectáculo al que no nos tenía acostumbrados. En la última carrera de la temporada puede pasar cualquier cosa, con tres aspirantes al título que han protagonizado un sinfín de situaciones comprometidas

Si algo ha dejado claro la Fórmula 1 en la presente temporada es que es un deporte emociante como pocos. Este domingo, en el esperado Gran Premio de Brasil todo habrá acabado. El campeonato más reñido de los últimos años se lo adjudicará uno de los tres pilotos con más talento del paddock, en una carrera en la que puede pasar de todo. Y la mejor forma de conocer todo lo que puede dar de sí esta última prueba del mundial, es recordar los momentos más emocionantes vividos en esta temporada. ¡Son unos cuantos e invitan a la reflexión!
  
</EMBED
Tras las tres primeras carreras, sorprende la regularidad de Hamilton, pero el piloto más combativo es Felipe Massa. Alonso sabe que no puede dejar escapar la ocasión de distanciar a ambos en el Gran Premio de su país y sufre un percance en la salida.

La primera polémica entre los dos compañeros de equipo surge en un Gran Premio de Mónaco en el que Hamilton, quien sufrió este accidente en los entrenamientos, acusó a su equipo ante la FIA por odenarle bajar las revoluciones de su coche en las vueltas finales. El británico no lo hizo y trató inútilmente adelantar al español hasta el final de la carrera.


En el Gran Premio de EE.UU se dió una circunstancia extraña, en el primer duelo entre los que ya eran los dos claros favoritos, Alonso se acercó a Hamilton y trató de rebasarle. Tras una siguiente parada en boxes, las distancias con el inglés fueron aumentándose y el espectáculo se limitó exclusivamente a esta imagen.



En el trazado de Nürburgring la lluvia hace más exigente la carrera. Entonces, Alonso da una lección de pilotaje a sus rivales, sobre todo a Massa, mientras que Hamilton descubre la inverosímil posibilidad de volver a una carrera de Fórmula 1 en grúa. Aún así terminó fuera de los puntos y Alonso le restó diez.
 


Y tras el gran adelantamiento de Alonso a Massa en el mojado asfalto de Nürburgring, estalló la gran polémica entre ambos pilotos. Una acalorada discusión entre ambos motivada porque Massa golpeó el coche de Alonso en el adelantamiento del español y éste lo denunció ante las cámaras.



En Hungría se destapó la caja de los truenos en el equipo McLaren tras esta escena, la de los boxes. Hamilton desovedece una vez más órdenes de equipo y se quiere quedar con la vuelta extra de calificación que le correspondía Alonso. Entonces, el español se queda clavado en boxes, observa los neumáticos que le han colocado (no eran los que estaban previstos) y Hamilton, detrás, pierde la opción a esa vuelta porque se le acaba el tiempo. De forma inaudita y pese a que la versión de Ron Dennis respalda a Fernando, la FIA le sanciona. Desde ese momento la tensión en el equipo se torna en una guerra hasta el final.



Pero en Turquía, Hamilton empezó a pagar sus excesos con los neumáticos, cuando tenía la clasificación más controlada padeció un reventón que aunque se produjo justo en la vuelta en que tenía que entrar a boxes y el daño fue el mínimo, resultó suficiente para que Alonso iniciara la remontada.

En Bélgica Alonso tuvo que hacer lo imposible por seguir recortándole distancia a Hamilton. En esta carrera le ganó un puesto en la clasificación -su coche disponía de unos reglajes mejor escogidos- y en la salida defendió su puesto con uñas y dientes. La escapatoria del remodelado circuito de Spa evitó que Hamilton no se estampara contra el antiguo muro.



En una carrera infernal, bajo la lluvia de Fuji, Alonso sufre un accidente. Entonces, Hamilton, quien tiene todo de cara para asestar un duro golpe al mundial, realiza una maniobra ilegal con el Safety Car. Los comisarios no le sancionan, pero después este video de un aficionado reabre el caso. Con todo y eso, la FIA lo vuelve a dejar impune.
Con todo a su favor y 12 puntos de ventaja en la clasificación del mundial, Hamilton comete un sorprendente error y con un neumático dañado no logra entrar a boxes para cambiarlo. Se queda enganchado en la puzolana y Alonso le recorta 8 puntos para llegar a Brasil con todas las opciones al título intactas.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba