Noticia

¿Cuáles son las carreteras más peligrosas de España?

Ampliar

23 de marzo, 2015

Automovilistas Europeos Asociados (AEA) analiza, en su informe sobre las carreteras más peligrosas de España, 26.073 kilómetros de carreteras que componen la Red de Carreteras del Estado y entre los que identifica un total de 125 kilómetros cuyo índice de peligrosidad supera en, al menos, diez veces la media de las carreteras españolas.

El kilómetro de carretera más peligroso de España, según Automovilistas Europeos Asociados (AEA), es el 57 de la N-632, en Asturias, en una vía que conecta las localidades de Gijón y Villaviciosa. Según el estudio de la asociación, vuelve a ser el más peligroso por segundo año consecutivo y su índice de peligrosidad (IP), además de aumentar con los años, es 180 veces superior al de la media de las carreteras españolas.

El segundo y el quinto punto más peligrosos de España para circular por carretera están también en esta vía, concretamente en los kilómetros 139 y 55, donde la peligrosidad es más de 125 veces y más de 59 veces superior a la media española, respectivamente.

Junto con esta carretera, figuran también el km. 176 de la N-260 en la provincia de Gerona (con un IP 78 veces superior a la media) y el km. 772 de la N-630 en la provincia de Sevilla (con un IP 76 veces superior a la media).

Por otra parte, el kilómetro 10 de la A-55, en Pontevedra (a la altura del municipio de Mos) figura también en el ranking de las carreteras más peligrosas del país, como el punto en el que más accidentes y víctimas se contabilizan: un total de 99 accidentes y 149 víctimas (muertas o heridas) entre 2009 y 2013.

El informe de AEA analiza 26.073 kilómetros de carreteras que componen la Red de Carreteras del Estado (RCE, por los que circula más de la mitad del tráfico rodado de España) y entre los que identifica un total de 125 kilómetros en 39 carreteras a su paso por 32 provincias cuyo índice de peligrosidad supera en, al menos, diez veces la media de las carreteras españolas. Solamente en estos puntos se han producido un total de 615 accidentes y 917 víctimas (muertos o heridos) en los cinco años que analiza la investigación, de 2009 a 2013, según explica el documento.

El índice de peligrosidad en esta clase de estudios relaciona el número de accidentes con víctimas en los últimos tres años con el tráfico registrado y la longitud del tramo de carretera.

8 de las 125 carreteras más peligrosas están señalizadas

Los autores denuncian que de los puntos “negros” de carreteras que arroja el informe en esta edición un tercio ya figuraban el año pasado en el estudio como tramos de Concentración de Accidentes (TCA) de alta peligrosidad, pese a que solamente ocho están señalizados como tales en las vías y siete tienen radares para controlar la velocidad.

La DGT siempre ha defendido que los radares fijos tienen una función protectora y su ubicación persigue avisar y frenar a los conductores ante un peligro, pero que solo siete de los 125 kilómetrosde carretera más peligrosos de España cuenten con radar, nos lleva a pensar en la función recaudatoria de estos dispositivos.

Para la AEA, el incremento del número de accidentes con víctimas en las carreteras que se ha producido en 2014 (un total de 89.519, lo que supone un 7,7% más que en 2013) “evidencia que la reducción presupuestaria destinada al mantenimiento de las carreteras está afectando negativamente a la seguridad vial”.

“Todavía hay en las carreteras españolas demasiados puntos negros que son necesarios corregir, o al menos, advertir donde están ubicados en tanto persistan los recortes presupuestarios que impidan actuar sobre esas infraestructuras”, subraya el informe.

Las autopistas son las carreteras menos peligrosas

Por otra parte, el informe hace hincapié sobre la mayor seguridad de las autopistas de peaje con respecto a otro tipo de vías, y señala que, de los más de más de 2.500 kilómetros de este tipo de vía que analiza el estudio, se han localizado un total de 40, en los que el índice de peligrosidad es, al menos, 3,6 veces superior al de la media nacional (que para las autopistas de peaje se sitúa en 8,2).

El ranking sitúa como el tramo de autopista más peligroso el kilómetro 53 de la AP-68, en la provincia de Alava, donde el IP supera en 11 veces la media española y se han producido 19 accidentes con 31 víctimas (muertos o heridos) entre 2009 y 2013.

En esta autopista se sitúan 11 de los 40 puntos más peligrosos de España para este tipo de vías, seis de los cuales figuran entre los 15 primeros de la lista y pasan por las provincias de Alava y Logroño.

Otras autopistas con una alta concentración de puntos peligrosos son la AP-66, en la que se concentran nueve de los 40 kilómetros de autopista más peligrosos, en las provincias de León y Asturias; y la AP-7, donde un total de siete kilómetros situados en las provincias de Gerona, Barcelona, Tarragona y Málaga figuran en esta lista.

En esta última autopista (la AP-7) se encuentra el kilómetro de este tipo de vías que más accidentes y víctimas registra, un total de 78 accidentes y 106 víctimas entre muertos y heridos entre 2009 y 2013.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Antonio Jimenez

    \”solo siete de los 125 kilómetrosde carretera más peligrosos de España cuenten con radar, nos lleva a pensar en la función recaudatoria de estos dispositivos.\” y ¿quien es el que se cree que los radares son por nuestra seguridad? Los radares no son más que un elemento recaudador. Pediría que no nos traten como idiotas.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche