Noticia

La mayoría de los coches serán más caros el 1 de enero de 2022

Ampliar

11 de octubre, 2021

El aplazamiento de la entrada en vigor de la reforma del Impuesto de Matriculación en base a las emisiones según el ciclo WLTP vence el próximo 31 de diciembre, lo que supone un incremento en el precio final de muchos modelos que pasarán al siguiente tramo de gravamen impositivo a partir del 1 de enero.

Desde mediados de 2021 se ha hecho efectiva una prórroga en la implantación de la norma WLTP para establecer el nivel de emisiones sobre el que debe calcularse el impuesto de matriculación correspondiente. Esta prórroga otorgada por el Gobierno de España para paliar la caída de ventas de este sector estratégico vence el próximo 31 de diciembre de 2021, fecha a partir de la cual se volverá a implantar, tal y como explicó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero en la rueda de prensa tras la aprobación de las cuentas públicas para el ejercicio 2022.

María Jesús Montero explicó que el aplazamiento de la entrada en vigor de la reforma del Impuesto de Matriculación para adaptarse a las nuevas exigencias medioambientales, que en la práctica suponía un incremento del mismo, se extendió hasta el 31 de diciembre mediante una enmienda a los Presupuestos de este año, por lo que el incremento de este tributo entrará en vigor el próximo ejercicio.

Durante la tramitación de los Presupuestos de 2021 en el Senado, el Grupo Parlamentario Socialista rectificó su posición inicial y aceptó la congelación del impuesto de matriculación hasta final de año, después de que los partidos de la oposición forzasen este cambio de parecer para rebajar la subida del precio de los vehículos tras la entrada en vigor de la nueva normativa de emisiones WLTP el pasado 1 de enero.

¿Por qué serán más caros algunos modelos a partir de enero?

El impuesto de matriculación en España se fija en diferentes tramos dependiendo de las emisiones de CO2. Los modelos que emiten entre 0 y 144 g/km de CO2 pagan un 0% de impuesto de matriculación, un 4,75 % los que emiten entre 145 y 191 g/km CO2, un 9,75% los que tengan emisiones entre 192 y 239 g/km de CO2 y un 14,75 % los que superen los 239 g/km de CO2. En la actualidad se toma como referencia para esas emisiones un ciclo de homologación NEDC que es menos exigente. Con el WLTP, que mide de otra manera las emisiones, muchos modelos subirán sus emisiones de CO2 y el problema está principalmente en aquellos coches que estén cerca de los límites superiores de cada tramo, puesto que se pasarán al siguiente y, por lo tanto, tendrán que tributar un mayor porcentaje en su impuesto de matriculación, de ahí la subida en el precio final.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche