Noticia

El Honda Civic está de estreno

2 fotos

Ampliar

25 de julio, 2018

Honda incorpora por primera vez en su historia una caja de cambios automática a un motor diésel.

 

El Honda Civic 1.6 I-DTEC recibe en toda su gama la nueva caja de cambios automática de 9 relaciones, haciendo del compacto japonés un coche muy suave y con un consumo de tan sólo 4,1 litros a los 100 kms. Que Honda asocie una caja de cambios automática a un motor diésel supone toda una primicia, puesto que es la primera vez que lo hace en toda su historia.

Te puede interesar: Las cinco claves que hacen que desees un Honda Civic

La nueva transmisión de 9 velocidades contará con un buen escalonamiento: la primera marcha tiene una relación corta, por lo que si pisamos el acelerador con ganas, la salida será suave y con potencia. Por otro lado, las marchas altas nos asegurarán llevar el motor poco revolucionado en velocidades de crucero, por lo que tanto la sonoridad como el consumo se ven beneficiados.

El Civic 1.6 I-DTEC entrega una potencia de 120 CV a 4.000 rpm con un par máximo de 300 Nm a 2.000 rpm. La combinación de este motor con la nueva caja de cambios prima claramente el confort de marcha por encima de las prestaciones, dejándolo claro sus datos: 0 a 100 km/h en 11 segundos y 200 km/h de velocidad punta (no es ninguna bala).

El motor 1.6 I-DTEC de Honda ha sido actualizado

2 fotos

Ampliar

El motor 1.6 I-DTEC se ha actualizado para recibir la nueva caja de cambios

Dependiendo de la velocidad del motor y de la fuerza con la que demos el pisotón al pedal, la caja de cambios es capaz de saltarse marchas, es decir, es capaz de bajar directamente de la 9ª marcha a la 5ª si fuera necesario.

El último motor 1.6 i-DTEC de Honda ha sido actualizado: incorpora pistones de acero forjado para reducir la pérdida de refrigeración y una técnica de mecanizado que reduce el nivel de fricción entre los pistones y los cilindros con el fin de mejorar las características de desgaste del propulsor a largo plazo.

Además, monta un turbocompresor de geometría variable completamente controlado por la electrónica del coche, por lo que minimiza el “lag” del turbo, consiguiendo que el coche tenga unos buenos bajos. Todas estas modificaciones hacen que las cifras de consumo hayan mejorado con respecto a la anterior generación del motor i-DTEC.

En el mercado nacional, podremos encontrar este propulsor tanto en la versión 5 puertas como en la sedán. Las primeras versiones 5 puertas equipadas con esta combinación ya están en los concesionarios de Honda, sin embargo, tendremos que esperar a octubre para verla en la versión sedán.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche