El grupo Jaguar Land Rover apuesta por la conducción autónoma

El grupo Jaguar Land Rover apuesta por la conducción autónoma

29 marzo, 2016

Jaguar Land Rover, que participa en el proyecto UK-CITE, probará en 66 kilómetros de carretera abierta sus sistemas de conducción autónoma. Según la marca, los coches autónomos mejorarán la seguridad vial y permitirán una mejor gestión del tráfico.

Los coches autónomos son el futuro y la lista de fabricantes que está investigando en este campo es muy larga: Volvo, que ha contado con el apoyo del gobierno sueco, iniciará el próximo año pruebas  en circuito urbano; BMW presentó hace unos días su nuevo plan estratégico Number One Next y la tecnología de conducción autónoma era un pilar fundamental; Ford ya ha realizado infinidad de pruebas en MCity, una ciudad a escala para probar este tipo de coches, y un vehículo autopilotado del grupo PSA completó, recientemente, el trayecto que discurre entre Vigo y Madrid.

Pues bien, ahora, hemos conocido que Jaguar Land Rover tomará parte en el proyecto UK-CITE (UK Connected Intelligent Transport Environment), uno de los ocho programas que ha recibido ayuda por parte del Fondo de Movilidad Inteligente del gobierno del Reino Unido.

Gracias a este proyecto, 66 kilómetros de carreteras contarán con la tecnología necesaria para servir de ‘laboratorio en vivo’ y, de esta manera, probar los coches autónomos en situaciones de conducción real. A lo largo del todo recorrido, situado en los alrededores de Coventry y Solihull, se instalaran equipos 4G / LTE, comunicaciones de corto alcance (DSRC Dedicado) y puntos de acceso Wi-Fi.

Estas tecnologías de conectividad inalámbrica permitirán comprobar la comunicación de vehículo a vehículo y la comunicación de vehículo a infraestructura. Por ejemplo, se quiere comprobar cómo se comunican entre sí los vehículos para realizar cambios de carril o cómo los mensajes de advertencia de los paneles luminosos se muestran en el salpicadero del conductor.

Jaguar-Land Rover ha señalado que empleados de Londres conducirán durante varios días una flota de vehículos de las marcas del grupo con el fin de comprobar la forma en la que diferentes tipos de conductores reaccionan ante situaciones reales, como el tráfico, cruces muy transitados, obras o mal tiempo.

A través de este proyecto, se recogerán datos a través de sensores colocados en los vehículos, para determinar la forma en la que los conductores toman decisiones en escenarios complejos y estresantes.

Además, a través de esta iniciativa de tres años se usarán los datos para ayudar a desarrollar pólizas de seguro para los futuros coches autónomos, ya que expertos en seguros ofrecerán sus conocimientos sobre los riesgos de ciertos escenarios utilizando la información recopilada.

El director de Investigación y Tecnología de Jaguar Land Rover, Wolfgang Epple, ha afirmado: “Entender cómo los conductores reaccionan ante una serie de situaciones muy dinámicas y espontáneas en el mundo real es esencial, si queremos que los conductores acepten los vehículos autónomos en el futuro”. Además, ha señalado que “los vehículos conectados y autónomos mejorarán la seguridad vial y la experiencia de conducción, reducirán los atascos y mejorarán el flujo de tráfico. Estas tecnologías también nos ayudarán a satisfacer la creciente demanda de servicios conectados”.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba