Noticia

El Gobierno aprueba la prórroga del Plan PIVE 8 hasta julio de 2016

Ampliar

27 de noviembre, 2015

El Gobierno aprueba este viernes en Consejo de Ministros la extensión hasta el 31 de julio de 2016 del Plan PIVE 8, programa de incentivo a la compra de vehículos a cambio de achatarrar uno antiguo, que finalizaba el próximo 31 de diciembre.

La octava edición del Plan PIVE contaba con un presupuesto de 225 millones de euros y los fondos no se iban a agotar a finales de año, pero, según indicaron desde el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, las partidas presupuestarias no pueden prorrogarse de un año a otro por parte de departamentos ministeriales, por lo que era necesaria la prórroga que ha aprobado este viernes el Consejo de Ministros.

El ritmo en el que se han consumido los fondos del Plan PIVE 8 ha sido más lento en comparación con otras ediciones, ya que se endurecieron las condiciones de acceso a los beneficiarios que tienen que dar de baja un vehículo de más de diez años del que deben ser titulares desde al menos un año. Además, es obligatorio que el coche a achatarrar tenga en vigor la ITV y pagado el impuesto de circulación.

Se calcula que cuando finalice el Plan PIVE 8, el 31 de diciembre de este año, 1,1 millones de vehículos antiguos, menos seguros y más contaminantes se habrán sustituido por vehículos nuevos. Además, según Anfac, el conjunto de los Planes PIVES, tendrá un impacto en la economía española de más de 10.000 millones de euros, debido a la fuerte capacidad de arrastre del automóvil hacia otros sectores. Además, la recaudación fiscal rondará los 5.000 millones de euros, derivados del  Impuesto de Matriculación, IVA y otros tributos relacionados con los seguros, financiación, transporte, etc.

Plan Movea para el impulso del vehículo eléctrico

También se ha aprobado el Plan Movea, que busca impulsar la adquisición de vehículos impulsados con energías alternativas. Este programa contará con un presupuesto de 16,6 millones de euros durante 2016.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha indicado que el Gobierno ha puesto en marcha un Real Decreto para la concesión directa de ayudas para la compra de vehículos con energías alternativas y para la instalación de puntos de recarga para automóviles eléctricos en 2016.

Las ayudas se destinarán a la compra directa, así como a través de renting o leasing, de un vehículo nuevo o de seis meses antigüedad, en el caso de los eléctricos, que usen electricidad, gas (GNC o GLP) o pila de combustible de hidrógeno.

También se subvencionarán estaciones, cableados y dispositivos necesarios para la puesta en servicio de un sistema de recarga “rápido o semi-rápido” en zonas de acceso público. La cuantía de la ayuda variará en función del tipo de vehículo, del combustible, de la masa máxima autorizada o de la autonomía, con una horquilla de entre 200 euros (para bicicletas) y 20.000 euros (para autobuses).

La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) ha asegurado que el binomio entre el Plan PIVE y el Plan Movea representa el primer avance inicial hacia el fomento de nuevas formas de movilidad inteligente.

Asimismo, la asociación ha señalado que el desarrollo de esquemas de movilidad inteligente es uno de los principales retos para garantizar el crecimiento económico y la calidad de vida de las ciudades. Además, ha asegurado que la introducción del Plan Movea representa un paso a la introducción gradual en el mercado de vehículos impulsados con energías alternativas (electricidad, gas e hidrógeno).

Valoración de las asociociones del sector

La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM) ha celebrado la decisión del Gobierno, ya que, según sus cálculos, los 100 millones sobrantes de este año y que se destinaran a la prórroga generaran una demanda de 125.000 vehículos y un crecimiento del 9% en las ventas de coches el próximo año.

En el marco del Foro de Automoción de Ganvam, celebrado en Madrid, Sánchez Torres ha apuntado que la continuidad de las ayudas permitirán que el mercado automovilístico nacional cierre 2016 con unas entregas de alrededor de 1,12 millones de unidades, lo que supone acercarse al volumen natural de España que se establece en 1,2 millones de matriculaciones anuales.

Asimismo, el presidente de Ganvam ha subrayado que las diferentes ediciones del Plan PIVE han contribuido a la recuperación del sector del automóvil, a lo que también se suma la mejora económica que repercute de forma positiva en la demanda de automóviles. Además, resaltó su papel como dinamizador del mercado, “al menos hasta que fluya el crédito”.

Por otro lado, Sanchez Torres ha asegurado que las redes de distribución de vehículos cerraron los seis primeros meses de 2015 con una rentabilidad sobre facturación del 1,4%, lo que supone un aumento de siete décimas en comparación con los datos del mismo período de 2014.

Por su parte, la Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove) ha felicitado al Gobierno por su decisión de ampliar hasta julio de 2016 el actual Plan PIVE y ha señalado que, de esta forma, se pondrá fin al parón de ventas desde principios de noviembre, cuando muchos concesionarios suspendieron las operaciones acogidas a este programa ante la duda de que dichas unidades fuesen entregadas antes del 1 de enero y no pudieran recibir las ayudas públicas.

“Da un nuevo respiro, al menos por unos meses, con unas ayudas que no deberían retirarse a la ligera, pues el mercado todavía no está suficientemente maduro como para prescindir de un plan de achatarramiento” ha afirmado Elías Iglesias, presidente de Ancove.

Finalmente, Iglesias ha señalado que estos planes de incentivo no deberían limitarse exclusivamente a la compra de vehículos nuevos, ya que los modelos de ocasión de menos de dos años también contribuirían de forma importante al objetivo de reducir los niveles de contaminación y aumentar la seguridad.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche